La Abogacía, en el Acto I del drama de la investidura

¿Acaso no es la política un Teatro donde las pasiones y las ambiciones se enfrentan y representan como bien nos lo enseñó el maestro Shakespeare?

Pues en España a punto estamos de asistir al estreno de un drama en tres Actos muy esperado, y titulado ‘El ascenso a los cielos del poder’.

En el Acto I, y entre los muchos destrozos que, esparcidos por el escenario, ha causado Pedro Sánchez con su empeño de conseguir la investidura con el apoyo del delincuente Oriol Junqueras, aparecen las togas destrozadas de la Abogacía del Estado.

A la que el sedicioso Junqueras le exige que cante la palinodia en su escrito al Tribunal Supremo sobre la reciente sentencia de la Corte de Luxemburgo de la UE, mientras que el coro de la Asociación de los Abogados del Estado proclama su inocencia y rechaza: ‘cualquier intento de injerencia o presión y, especialmente, de amenaza que tenga por finalidad desvirtuar o condicionar el ejercicio de la Abogacía del Estado’.

El público permanece atento y en silencio a la espera de informe que dicha Abogacía del Estado entregará hoy al Tribunal Supremo sobre la sentencia de la Corte de Luxemburgo a propósito de la inmunidad euro parlamentaria de Junqueras.

Pero el público teme que la Asociación de la Abogacía se haya puesto la venda de la Justicia antes de que aparezca la herida de su informe, con el que Sánchez espera satisfacer a Junqueras para que favorezca de una vez por todas su investidura.

En todo caso, el daño al prestigio de este cuerpo del Estado ya está hecho desde el mismo momento en el que ERC pidió en público su sumisión a Junqueras y el Gobierno de Sánchez y el PSOE -donde crece el ruido del silencio- callaron ante este último chantaje al Estado por parte de ERC.

El informe de la Abogacía será el Acto I del drama español que se iniciará este lunes. En el Acto II conoceremos la asombrosa lista de las concesiones de Sánchez a Junqueras y al soberanismo catalán. Y el Acto III incluirá el Programa, por supuesto de izquierdas, de Gobierno de PSOE y Podemos.

Las Bienaventuranzas del ‘Sermón de la montaña de Jesús’ se quedarán en poca cosa, ‘pecata minuta, si se las compara con el que se espera oneroso programa social y de igualdad del nuevo Gobierno social-marxista y bipolar.

El drama español, escrito por Iglesias e interpretado por Sánchez, se titula ‘El ascenso al cielo del poder’. En su epílogo estará la esperada votación en el Congreso de los Diputados que Sánchez pretende celebrar en la noche de los Reyes Magos antes de que le estalle en las manos la callada disidencia del PSOE.

Y el telón caerá lentamente mientras el ya investido Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, su vicepresidente Pablo Iglesias y los Ministros del PSOE y UP prometen ante el Rey de España D. Felipe VI: ‘Guardar y hacer guardar la Constitución’.

En ese momento el bufón del Reino de España, maquillado como el Jocker de Batman cruzará de punta a punta el escenario dando grandes carcajadas para gritar al final: ¡Viva la independencia del Reino de León!