Los pactos ocultos y el discurso del Rey

Seguimos a la espera de que se desvelen los ‘secretos a voces’ que se ocultan en La Moncloa relativos a: el programa de Gobierno con UP; los pactos con ERC para la investidura de Pedro Sánchez y el escrito de la Abogacía del Estado en respuesta a la sentencia, sobre la inmunidad europea de Junqueras, del Tribunal de la UE de Luxemburgo.

Y es, en previsión de lo que se nos viene encima -y bajo cuerda-, que el PP acaba de presentar una batería de iniciativas políticas y jurídicas con las que esperan dejar en evidencia el alto precio que Pedro Sánchez y el PSOE están dispuestos a pagar a Podemos y ERC para lograr la investidura.

En realidad, y mientras esperamos que en La Moncloa se levante el telón y comience el espectáculo, las iniciativas parlamentarias y recursos jurídicos del PP en el Congreso y ante instancias judiciales serán testimoniales.

De ahí que entre los anuncios hechos por el secretario general del PP, Teodoro García Egea, el más llamativo sea un llamamiento a los dirigentes y diputados del PSOE para que impidan las derivas soberanista y populista del esperado Gobierno de coalición de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Los que, de momento, permanecen callados mientras ultiman el texto de sus acuerdos con ERC y ahí incluida la decisión de la Abogacía del Estado sobre la Corte de Luxemburgo.

Documentos que se esperan redactados con el lenguaje soberanista (‘conflicto político, seguridad jurídica, Mesa bilateral’) y lo suficientemente ambiguo para que los de ERC lo puedan interpretar como una especie de rendición del Estado, y para que el PSOE no se escandalice por el cúmulo de concesiones que van a bordear la Ley y la Constitución.

Las que incluyen: una Mesa de negociación entre Gobiernos de España y Cataluña; alusión a los posibles indultos para los golpistas condenados por el Tribunal Supremo; mención al derecho de autodeterminación; y ventajas financieras y estructurales para Cataluña.

Una larga carta a los Reyes Magos de La Moncloa que no verá La Luz hasta que pase la Navidad, entre otras cosas para no complicarle más de lo que ya lo está al Rey Felipe VI el discurso de hoy en Nochebuena. Del que no se podrán esperar grandes proclamas del monarca, que a buen seguro ya tiene motivos suficientes para estar preocupado por cuanto acontece en el país y por lo que nos espera tras el arranque de la legislatura.

A sabiendas en el Palacio de la Zarzuela que, en el trasfondo éstos secretos pactos de investidura, subyace la pretensión de destacados protagonistas del nuevo Gobierno de desbordar los objetivos iniciales de la legislatura y avanzar hacia un cambio de Régimen que ponga punto final a la Transición.

La que sí debe mencionar el Rey Felipe VI, a igual que la Constitución de Española de1978 y la prevalencia del Estado de Derecho como viga maestra de la Democracia española, la convivencia pacífica y el orden constitucional.