El PSC impone a Sánchez la ‘España plurinacional’

Cuando todavía no ha acabado la polémica de la manipulada encuesta del CIS de Tezanos (hecha cuando no se habían convocado las elecciones, con alta abstención, 30 % de indecisos y fuera de los graves acontecimientos de Cataluña), Pedro Sánchez ha tenido que rectificar el programa electoral del PSOE para recuperar su apoyo a la llamada ‘Declaración de Barcelona’ y la España plurinacional’ que es contraria a la Constitución Española.

Un discurso de Sánchez que en semanas atrás había reducido a ‘la España plural’ y que ahora ha rectificado con el argumento de que el programa del PSOE que se había filtrado solo era ‘un borrador’.

Lo cierto es que ha sido el PSC el que ha forzado a Sánchez a recuperar ‘la España plurinacional’, o la nación de naciones, lo que en su día había sido rechazado por el Tribunal Constitucional y estaba en el origen de las discrepancias soberanistas catalanas tras la rectificación por el TC del Estatuto catalán. El que había impulsado el expresidente Zapatero y autor de la frase de la nación española ‘discutida y discutible’.

Al fondo de todo ello aparece una y otra vez la histórica tensión entre el PSOE y el PSC a propósito de la unidad de España, que Sánchez dice querer como ‘federal’, mientras el PSC la considera ‘confederal’.

Y en el corto plazo está, sobre todo, la importancia que para Sánchez tienen los 12 escaños que el PSOE obtuvo en las elecciones del 28-A que son muy importantes para revalidar su victoria. Y son, a la vez, el motivo por el que Pedro Sánchez se niega a tomar medidas especiales en Cataluña, a pesar de la violencia de las últimas semanas y la violación constante de la legalidad, ahora también en las Universidades.

El colmo de la encuesta de Tezanos, en lo que a Cataluña se refiere, es que el CIS anuncia al PSOE 14 escaños (dos mas que el 28-A) en un momento en el que la CUP y el partido de Errejón se presentan por primera vez en Cataluña, lo que divide más el voto de la izquierda.

Al final de todo esto la encuesta del CIS es tan descarada en su apoyo al PSOE y a los partidos de la izquierda en general a los que pretende subir los ánimos, que con su burda manipulación, desvela la seria inquietud que habita en La Moncloa ante el eventual resultado de la votación del 10-N.

Y con la recuperación por Sánchez de la ‘España plurinacional’ el líder del PSOE pretende, además de aplacar al PSC, dejar abierta una puerta a ERC para un posible pacto de investidura si le hiciera falta la abstención del partido de Junqueras, al que le ofrecería los indultos y la recuperación del Estatuto que derribó el TC y para lo que haría falta un imposible reforma de la Constitución.

Pedro Sánchez sabe muy bien todo esto pero su prioridad es recuperar el poder y por ello busca electoralmente la ambigüedad para satisfacer al PSC y no romper con ERC, aunque ello dañe el resto de su voto nacional que es claramente contrario a la ‘España plurinacional’. Porque aunque Sánchez lo ponga en duda al servicio de su ambición España es una sola nación.