Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Torra y Puigdemont relacionados con los terroristas de los CDR

Torra

Albert Rivera ha anunciado que Cs presentará una moción de censura contra el presidente de la Generalitat Quim Torra, a quien la Audiencia Nacional ha relacionado, en el auto del juez García Castejón, con el recién detenido por la Guardia Civil, comando terrorista de los CDR en cuyo entorno también ha aparecido el nombre de Carles Puigdemont.

Ante estas graves informaciones, que han pillado por sorpresa al presidente Pedro Sánchez, Cs ha decidido -con sobrados motivos y tras los últimos incidentes ocurridos en el Parlament- presentar una moción de censura en contra de Torra. Mientras desde el PP Pablo Casado ha solicitado a Pedro Sánchez que aplique desde ahora mismo la Ley de Seguridad Nacional para tomar el control de los Mossos de Escuadra.

La policía autonómica de Cataluña cuyo director general, Andreu Martínez, dimitió ayer, en la víspera del aniversario del referéndum ilegal del 1-O y cuando se anuncia una huelga general en el territorio catalán para el día 11 como acto de presión contra la sentencia del Tribunal Supremo que se hará pública en los próximos días.

La situación catalana empeora sin cesar y aunque Sánchez asegura que va a actuar con ‘firmeza’ hasta el momento no ha hecho nada a pesar de las muy graves pruebas detectadas sobre el comando terrorista de los CDR y de los varios indicios que lo relacionan con Torra y Puigdemont.

Y lo que es peor desde el PSC-PSOE su frívolo secretario general Miquel Iceta, en vez de posicionarse con firmeza contra la violencia y en defensa de la legalidad, se dedicó ayer a equiparar a Cs y a los ‘Comunes’ a los que llamó ‘montapollos y pagafantas’, lo que anuncia que el PSC no apoyará la censura contra un Torra ya imputado por desobediencia.

El que también podría acabar también como imputado en la Audiencia Nacional en relación con el comando de los CDR si se confirma como pruebas los indicios que lo relacionan con preparativos de un asalto al Parlament, que se describen en el auto del juez Castejón.

Y en los que podrían haber estado implicados los servicios de información catalanes, y puede que por ello la reciente dimisión del director general de los Mossos de Escuadra Andreu Martínez que no ha sido explicada con la suficiente precisión.

Los acontecimientos en Cataluña se están sucediendo a gran velocidad y nadie descarta que en las manifestaciones anunciadas para hoy o en días venideros se puedan producir actos de violencia, sobre todo una vez que se conozca la sentencia del Tribunal Supremo sobre el golpe de Estado en Cataluña.

Sentencia cuya publicación debería ser inminente por la condición de presos preventivos de la gran mayoría de los procesados pero que, en el entorno del Gobierno de Pedro Sánchez, se empieza a decir que se debería retrasar hasta después de las elecciones del 10-N, lo que sería otro escándalo para beneficiar electoralmente al PSOE y aparcar el debate de los indultos en la campaña electoral.

Donde Sánchez empieza a sentirse muy incómodo y a la vez preocupado porque los últimos sondeos rebajan las expectativas del PSOE, y porque la tensión catalana y las últimas y graves revelaciones, desmontan su discurso de la convivencia y le obliga a actuar sin demora en defensa de la legalidad.

Sobre el autor de esta publicación