Amedo amenaza desde el diario ‘El Mundo’

José Amedo, ex policía miembro de los comandos del GAL, organización terrorista nacida a la sombra del Gobierno de Felipe González y por la que fueron condenados con duras penas de cárcel el propio José Amedo, el ex ministro de Interior José Barrionuevo y el ex Secretario de Seguridad del Estado, Rafael Vera, ha reaparecido en el diario El Mundo, cuál ‘serpiente de verano’ -nunca mejor dicho lo de ‘serpiente’-, para exigir al Gobierno actual que se ‘desclasifiquen’ los documentos que según él guarda el CNI (antes Cesid) sobre la trama de los GAL.

Amedo que, a estas alturas, se presenta como un nuevo patriota (de cartón) denuncia las negaciones del ex presidente José Luís Rodríguez Zapatero con ETA y los pactos de Pedro Sánchez con Arnaldo Otegui y amenaza con desclasificar él mismo los citados documentos de los GAL si el Gobierno de Sánchez no los hace públicos.

Porque el tal Amedo, autor del secuestro de Segundo Marey, afirma tener dichos documentos sobre la fundación, financiación y actuación de la banda de los GAL y advierte de que está decidido a entregar esos informes a la Audiencia Nacional, concluyendo Amedo su artículo con la siguiente frase: ‘Y que Dios ampare a todos’.

No sabemos por qué El Mundo -diario que denunció los GAL en los años ochenta del pasado Siglo- dá ahora cancha a Amedo y por que éste más que siniestro personaje no dijo en su día y en el Tribunal Supremo todo lo que sabía y debió de haber dicho.

Pero llama y mucho la atención que, en este tiempo de una máxima tensión política en España y de especial manera en Cataluña y País Vasco, surja ahora este viejo asunto de los GAL que creíamos acabado.

Aunque está claro que aún no se conoce toda la verdad de los terroristas de los GAL, nacidos durante el Gobierno del PSOE de Felipe González, quien en su día acompañó a Barrionuevo y a Vera hasta las puertas de la cárcel de Guadalajara, rodeado de toda la dirección del PSOE en un espectáculo obsceno y lamentable con el que se pretendía sellar el silencio de Vera y Barrionuevo.

Algo huele a podrido en esta reaparición de Amedo y en este momento tan turbulento y especial de la vida política española. Y a la espera estamos de que este personaje, como otras muchas veces, no vaya de farol y aporte lo que tenga que aportar. De lo contrario alguien deberá explicar el por qué de su nuevo protagonismo y la propaganda que se le acaba de regalar.