Repetición electoral, de resultados y de bloqueo

Las últimas encuestas sobre la repetición de las elecciones generales como las publicadas por los diarios La Razón y eldiario.es confirman un ascenso limitado del PSOE y del PP que llevarían a Pedro Sánchez al entorno de los 130 escaños y al PP por encima de los 80, lo que en casi nada cambiaría el vigente bloqueo institucional.

Y lo que obligaría Sánchez a pactar con Podemos, por enésima, vez en pos del dichoso gobierno de coalición. Y tampoco permitiría un gobierno del PP con Cs, por lo que estaríamos en la misma situación de bloqueo institucional que tenemos en este momento.

Las encuestas, en el mejor de los casos para PSOE y PP dañarían algo a Cs que perdería entre 5 y 7 escaños para quedar en el entorno de 50, algo más perdería Podemos dejándose 10 escaños para quedar en 32 y mas también se dejaría Vox para pasar de 24 a 15 o 17.

Pero el pentapartito seguiría más o menos como está con sus dos bloques ideológicos de PSOE-Podemos y PP-Cs, pero sin posibilidades de un pacto transversal entre Sánchez y Rivera o Casado, porque para ello Sánchez deberá romper todas sus alianzas con Podemos y el separatismo vasco y catalán, lo que al día de hoy resulta difícil de imaginar.

Quedaría sin embargo la opción de un otro candidato socialista distinto de Sánchez que pudiera pactar con Cs o con el PP. Pero esa es harina de otro costal que en cierta manera nos retraería al tormentoso Comité Federal del PSOE de 1 de octubre de 2016, en el que Sánchez fue obligado a dimitir de la secretaría general socialista.

Por todo ello la idea de una repetición electoral, con la que Sánchez ahora amenaza a Podemos, no deja de ser una fantasmada que no conduce a nada nuevo ni bueno, porque el mapa político español se quedaría como está. Pero en un tiempo de inestabilidad institucional, tensiones políticas en Cataluña y de claro deterioro económico y social.