Trump un aliado que amenaza a España

El presidente de los EE.UU. Donald Trump ha comunicado al Gobierno español, a través de su embajador en Madrid, que USA tomará represalias en contra de España si el Gobierno y el Parlamento español aprueban una tasa fiscal a Google por las operaciones y los negocios que la multinacional de USA realiza en nuestro país.

Semejante amenaza de Trump a España es de todo punto inaceptable, y a la vez constituye una intromisión en nuestra soberanía nacional por parte de un país tradicionalmente amigo de España, aliado militar en la OTAN y que tiene además importantes acuerdos de cooperación militar bilaterales firmados entre Washington y Madrid.

Por todo ello la amenaza de Trump a España es inaceptable e inviable, dado que si el Gobierno de Washington toma algún tipo de represalia en contra de España en ese mismo momento el Gobierno español deberá iniciar todos los trámites necesarios para que las fuerzas militares USA, desplegadas en las bases de utilización conjunta de Rota y Morón, abandonen lo antes posible, y con las fragatas de su escudo antimisiles incluidas, el territorio español.

Al tiempo el Gobierno de España debería congelar sus relaciones con la OTAN, que preside y controla los EE.UU. porque España no puede tener ningún tipo de alianza militar bilateral y multilateral si el presidente Trump nos amenaza y chantajea de manera ‘impresentable’.

Tal y como lo recordaba ayer en estas páginas José Javaloyes, al criticar la no menos inaceptable actuación de USA encargando a la armada del Reino Unido el bloqueo de un petrolero iraní en aguas españolas de Gibraltar. Y ahora y en pocos día aparece la amenaza sobre el caso de Google, lo que constituye la segunda afrenta de Trump a España en tan solo una semana.

Ya sabemos que este presidente Trump, que está ocupado en su polémica de carácter racista con cuatro congresistas de los EE.UU., es el excéntrico y provocador gobernante de la primera potencia del Mundo. Pero sus afrentas a sus más firmes aliados europeos y desafíos por todo el mundo se deberían de acabar. Sobre todo con las naciones amigas de a Estados Unidos.

Y en el caso español con mayor motivo, porque si Trump toma represalias contra España en un tiempo récord se acabará la presencia de las del tropas y armamento de USA en aguas y territorio español. Lo que sin duda sería un hecho negativo para el despliegue estratégico y militar de USA en Europa y el Mediterráneo occidental.

Y esa debería ser la justa respuesta de España si hay represalias. Porque como dijo un ilustre marino español ‘más vale honra sin barcos que barcos sin honra’. Sobre todo si los barcos son los buques de guerra americanos que además en algún caso son portadores de alto riesgo por su armamento estratégico y nuclear.