El CIS rectifica a toque de corneta

Lo del director del CIS José Félix Tezanos es de juzgado de guardia por malversación de fondos públicos, como poco. Ayer ha batido todos los récords de manipulación que había acumulado en su año de mandato al hacer público un comunicado con el que rectifica los resultados del sondeo del CIS del mes de mayo que una hora antes acababan de publicar sobre las preferencias de los pactos de Gobierno, donde se decía que el 45 % querían una coalición y, de ellos, el 34 % preferían un pacto del PSOE con Podemos.

Al ver la encuesta, que favorecía las pretensiones del Gobierno en coalición que propugna Pablo Iglesias, desde Moncloa llamaron (imaginamos que Ivan Redondo) a toque de corneta a Tezanos y le obligaron a una rectificación inmediata. Y fruto de ese mandato imperativo apareció un comunicado, nunca visto, del CIS diciendo, ‘a buenas horas mangas verdes’, que el 44 % de los ciudadanos prefieren es un Gobierno en solitario de Pedro Sánchez.

Un traje pues a la medida exacta del presidente que de poco le va a servir porque Iglesias no suelta la presa y exige entrar en el Gobierno o que de lo contrario Podemos votará contra la investidura de Sánchez, por más que ‘con el dedo amenace o anuncie miedo’ de una repetición electoral.

Ahora bien este toque de corneta que Redondo le ha metido a Tezanos es una muestra de los nervios que hay en Moncloa con el órdago de Iglesias. Y viene a confirmar que en las últimas reuniones europeas de Sánchez los máximos gobernantes de la UE, más que preocuparles lo que haga Rivera con Vox en los ayuntamientos y Comunidades, lo que de verdad más les preocupa es que Sánchez meta a Iglesias en el Gobierno de la nación.

Y en estas estábamos cuando llega Tezanos y le marca a Ivan Redondo un gol por la escuadra con la encuesta de marras. Donde por otra parte vuelve a la ‘intención de voto directo’ para valorar a los partidos y hundir al PP. Lo que supone e enésimo cambio del método sobre la intención de voto.

En fin, a Tezanos y Redondo se les ha visto el plumero y todo prueba que Sánchez está de los nervios con sus negociaciones de investidura en las que Iglesias tiene la sartén por el mango de Podemos y también el ERC.

Y esto último con la ayuda de Colau que es una pardilla que está en manos de un Iglesias que le quiere regalar a Junqueras la alcaldía de Barcelona, para controlar a ERC en la investirá de Sánchez. Que es lo mismo que hizo durante la moción de censura, y así sólo entre Podemos y ERC Iglesias ya tiene los 60 escaños que necesita Sánchez para renovar el poder. Pero con Iglesias (y puede que con Montero y algún otro de Podemos) instalado en el Consejo de Ministros.

Lo que ofrecerá una foto que pondrá los pelos de punta a Merkel y Macron, así como a los primeros gobernantes de las instituciones de la UE, al Ibex 35 y a los fondos de inversión e inversores extranjeros cuyos analistas podrán titular sus comentarios diciendo: ‘Sánchez da entrada en el Gobierno de España a comunistas y anti capitalistas, tras lograr un pacto de abstención de los separatistas catalanes de ERC en su investidura como presidente.’

Y ¿qué dice de todo esto el obispo Ábalos? Pues que ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Es decir lo que mande Sánchez o lo que mande Iglesias si es que Sánchez no se atreve a una repetición electoral por miedo a que en ese caso Casado y Rivera acuerden una coalición electoral entre PP y Cs en la que sitúen a Inés Arrimadas como candidata a la presidencia del Gobierno de España, lo que no estaría nada mal.