La Junta ‘tecnológica’ de Telefónica

Los resultados del primer trimestre de 2019 que la compañía Telefónica ha enviado a la CNMV son una buena noticia por cuanto en ellos se anuncia un beneficio neto de 926 millones de euros, un 10,6 % más que en el mismo periodo de 2018. A lo que hay que añadir que, en ‘términos orgánicos’, los ingresos en ese mismo período subieron un 3,8 % respecto al año anterior.

Y estas son buenas noticias que preceden a la celebración de la Junta General de Telefónica a primeros del mes de junio y se completan con una reducción de la deuda de la compañía a finales de marzo hasta los 40.381 millones de euros (-693 millones en el primer trimestre), lo que supone una caída interanual del 5,7 % y una secuencia de ocho trimestres consecutivos de reducción continuada de la deuda.

La compañía, que aumenta sus clientes, sus ingresos y flujo de caja hasta los 2.710 millones de euros (un 14,2 % más interanual), confirma el reparto del dividendo de 0,40 euros por acción. Y anuncia su liderazgo en fibra y 4-G, así como su excelente posicionamiento frente a la gran batalla global del 5-G, que será definitiva en el ámbito de las telecomunicaciones.

Es precisamente en este sector estrictamente tecnológico donde Telefónica ocupa una posición de privilegio frente a sus competidores latinoamericanos y europeos. Y todo ello gracias a las inversiones y los desarrollos en redes, fibra, datos y plataformas, que el presidente José María Alvarez Pallete ha desplegado con audacia convirtiendo la compañía Telefónica en una nueva y avanzada compañía ‘Telefónica y Tecnológica’.

Y esto es lo que, al margen de los resultados económicos que sin duda son muy importantes y buenos, lo que deben valorar los accionistas, inversores y analistas. Porque estamos entrando en el tiempo apasionante de 5-G y solo unos pocos privilegiados estarán en condiciones de competir en este ámbito global. Y esta compañía ‘Telefónica y Tecnológica’ española si lo está. Y ello a corto o medio plazo es una garantía de presente y de futuro que tiene que producir un rendimiento exponencial.

De ahí la singularidad y la importancia de la Junta General de accionistas de Telefónica que se acerca, porque con ella se iniciará formalmente una nueva etapa ‘tecnológica’ que con toda seguridad el Presidente José María Alvarez Pallete, pionero y visionario de este tiempo nuevo, explicará.