Julián Assange detenido en Londres

El fundador de Wikileaks Julián Assange ha sido detenido en Londres por la Policía británica en el interior de la embajada de Ecuador tras serle retirado el asilo político por parte del presidente ecuatoriano Lenín Moreno, que le acusa de violar los protocolos de ‘convivencia’ y la legislación internacional.

A partir de ahora Assange se enfrenta a la Justicia británica por violar la libertad condicional a la que estaba sometido en 2012 en el Reino Unido. Y aunque parecen archivadas dos acusaciones de violación en Suecia, si Londres acepta la petición pendiente de extradición de los Estados Unidos entonces Assange se enfrentará a la Justicia USA por los presuntos delitos de ‘conspiración para la revelación de secretos’ del Gobierno Americano.

Los que Assange publicó en 2010 a través de su plataforma de Wikileaks donde, en colaboración con el entonces soldado Manning (luego indultado por Obama), ofrecieron en Internet una importante documentación secreta de los departamentos de Defensa y Exteriores de USA sobre las guerras de Irak y Afganistán.

Hasta 700.000 correos y documentos, con los que dejó en dura evidencia los abusos y violaciones de los Derechos Humanos por parte de EE.UU. en ambos conflictos.

Informes reveladores y de claro interés social y mundial por cuya publicidad Assange se puede enfrentar a duras penas en USA si es extraditado, tras pasar 7 años refugiado en la embajada ecuatoriana de Londres. Donde sufrió un serio deterioro físico y psíquico y cometió errores importantes, por no respetar las normas de su asilo.

Desde donde agredió a España, apoyando el golpe de Estado catalán, sin tener el menor conocimiento de la realidad democrática de nuestro país, lo que pudo ser prueba de su actual desvarío o lado oscuro de su actuación. Y lo que fue motivo de protesta del Gobierno de España ante el de Ecuador.

Las revelaciones de Wikileaks y de otras plataformas periodísticas (como la de ‘Lo papeles de Panamá), han sido en muchos casos muy beneficiosas para la transparencia informativa. Y han dejado en evidencia que muchos de los sistemas de Seguridad informativos son fáciles de perforar, como pasó en fecha reciente en el ministerio de Defensa español.

El caso de Assange aún no ha concluido y si acaba ante la Justicia USA en este tiempo de Donald Trump su futuro procesal y carcelario será muy duro. Y para él una trágica nueva etapa tras sus siete años de ‘cárcel diplomática’ donde había perdido contacto con la realidad. Y entrado en una zona de desvarío y disparates, que lo alejaban de su arranque inicial. Para muchos ciudadanos del mundo es un héroe y para muchos gobiernos un criminal.