Los jóvenes defienden el Clima pero no actúan

La precampaña electoral avanza bajo el signo del oportunismo de Sánchez, de cementerio en cementerio, y del despiste generalizado de la Oposición liberal conservadora, obsesionada con el tema catalán, y donde permanece callado como un muerto y refugiado en su chalé Pablo Iglesias al que su partido Podemos se le cae a pedazos (ahora también en Galicia y Cataluña).

Afortunadamente las Sociedad Civil va por otros derroteros y se muestra mucho más preocupada por la situación económica y el paro, temerosa de lo que ocurra con el Brexit y del riesgo de recesión en Europa.

Un experto en todas estas cuestiones nos comentaba hace poco que al margen de las ideologías y los candidatos de cada uno lo verdaderamente importante es distinguir entre los partidos que crean empleo y los que producen paro.

Pero al día de hoy la cuestión económica no ha llegado a la campaña de las elecciones del 28-A y todavía no sabemos el porqué. Se lo están pensando, imaginamos.

Otro gran tema que sí preocupa a los españoles es el cambio climático y seguimos sin escuchar a los dirigentes de los partidos en liza ninguna oferta o propuesta original y audaz para luchar contra el cambio climático, que no nada tiene que ver con ocurrencias variadas en la lucha contra la polución en las ciudades, que solo es una parte del problema.

Los que sí están en pie de guerra y zafarrancho de combate son los jóvenes de todo el mundo tras los pasos de la pequeña sueca Greta Thunberg, a la que se acaba de proponer para el Premio Nobel de La Paz, por la revolución infantil y juvenil que lidera con un gran desparpajo y que ha causado mucho impacto en Davos y el Parlamento Europeo.

Y también en España, donde miles de jóvenes, hartos de razón, salieron ayer a las calles y plazas del país en la defensa del Planeta y denunciando su creciente destrucción por culpa de las emisiones de CO2 industriales y sin controles, y por los destrozos que los plásticos están causando en el mar, entre otras muchas cosas y políticas que nada de esto impiden ni protegen la fauna y la flora mundial.

Y ¿qué dicen sobre todo esto los lideres políticos de la campaña electoral? Pues de momento nada que sea digno de destacar. Por lo menos alguien debería de proponer algo nuevo, radical y eficaz en defensa del Clima y del Planeta Tierra que se deteriora día a día sin que los primeros gobernantes del mundo planten cara a esta atrocidad. Los jóvenes sí lo hacen porque saben que el Mundo que viene y les tocará vivir estará muy deteriorado si estas las cosas siguen como van.

Pero los jóvenes deberían ser más concretos y no solo hablar. Por ejemplo y dado que China y USA son los grandes países industriales que ahora más polucionan y deterioran el Clima proponiendo que no se compren teléfonos móviles chinos ni comida rápida americana. Productos que consumen los jóvenes y a los que probablemente no querrán renunciar. Porque una cosa es pregonar y otra dar trigo, como todos ellos lo sabrán.