Manifestación partidaria contra Sánchez y sin Sociedad Civil

La multitudinaria manifestación ‘por la unidad de España y elecciones ya’ celebrada en la Plaza de Colón de Madrid resultó un acto pre electoral de PP, Cs y Vox con Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal juntos por fin en la foto, y sin presencia alguna de la Sociedad Civil. En el acto se leyó un duro alegato político contra el Presidente Pedro Sánchez al que -sin citar al PSOE- acusaron de: ‘traición a la Constitución, humillación del Estado y de apuñalar a España’.

Gruesas palabras de la Oposición del centro derecha español nunca oídas en la Transición, quizás porque nunca un presidente del Gobierno de España puso en peligro con tanta ligereza la unidad del país y la Constitución como  lo hizo Sánchez en tan solo ocho meses de presidente y para mantenerse en el poder unos meses más.

Y está bien que Sánchez recuerde que el PSOE y él apoyaron la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña en el otoño de 2017 tras la iniciativa del Gobierno de Mariano Rajoy. Pero lo leal de entonces no justifica la deslealtad de ahora.

La manifestación de la Plaza de Colón ha resultado ser una proclama pre electoral y política de los partidos del centro derecha que lamentablemente quedó lejos de su objetivo inicial por la ausencia en la tribuna de oradores y de líderes de la Sociedad Civil.

Los que fueron sustituidos por ‘medianos’ periodistas afines a PP, Cs y Vox que leyeron un frío alegato contra Sánchez y recordaron el inventario de sus concesiones al golpismo catalán. Incluida la figura del famoso ‘relator’ que desencadenó en la Oposición y también en amplios sectores del PSOE una ola de indignación nacional.

Por todo ello la manifestación de Colón quedó convertida en acto electoral de PP, Cs y Vox, que escenificaba un futuro gobierno tripartito conservador al estilo del actual de la Junta de Andalucía.

Y esta vez y sin complejo alguno Rivera (por cierto, ¿dónde estaba Inés Arrimadas?) se fotografió con Casado y Abascal en el estrado, porque el de Cs cree que su partido será el partido más votado del centro derecha en las próximas elecciones y necesitará los votos de Vox para poder ser investido Presidente del Gobierno.

El fantasmal ‘relator’ de Sánchez (y de la mentirosa y caótica vicepresidenta Carmen Calvo) le ha regalado a la Oposición un impulso y un mitin electoral. Pero nada de lo ocurrido en la Plaza de Colón tuvo que ver con la Sociedad Civil y el verdadero sentir de la gran mayoría de los españoles por culpa de la ‘sal gruesa’ del discurso partidario en Colón y por la ausencia del PSOE y sus dirigentes constitucionales que son muchos y no acudieron al evento del centro derecha español.

La que sí fue una gran manifestación y ella sí organizada por Sociedad Civil de Cataluña, fue la del 7 de octubre de 2017 en Barcelona en defensa de la unidad de España y la Constitución y en la que intervinieron con valientes, cultos y emocionantes discursos Mario Vargas Llosa, Josep Borrell y Paco Frutos.

Nada que ver con el frío texto electoral y mal leído por unos desconocidos publicistas de PP, Cs y Vox. Un partido este último que resultó ser el más beneficiado del evento una vez que su líder, Abascal, fue presentado por Casado y Rivera como los padrinos de Vox en su bautizo electoral nacional.