Torra fulmina a Sánchez

Como era de esperar y no podía ser de otra manera Quim Torra engañó, traicionó y ha liquidado la carrera política de Pedro Sánchez, a nada que se celebren las elecciones generales que el presidente está obligado a convocar porque ya no tiene Presupuestos para 2019.

Elecciones generales a celebrar el 26 de mayo o en el otoño en las que está por ver si Sánchez será candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, tras provocar una seria rebelión interna en el partido socialista y la deserción de votantes como ya se vio en Andalucía semanas atrás por causa de su más que demencial política de concesiones al golpismo catalán para llegar hasta 2020 en el poder.

No ha sido el Gobierno de Sánchez quien ha roto las negociaciones con Torra, como debió hacerlo cuando vio la oleada de indignación nacional por la concesión del indecente ‘relator’ a Torra y la creciente rebelión en el PSOE encabezada por Felipe González.

Los que han roto la negociación y dejado en ridículo a Sánchez han sido los soberanistas catalanes a pesar de que, ese gran desastre político nacional que es la vicepresidenta Carmen Calvo, les volvió a confirmar que mantenía la oferta del ‘relator’ y la ampliaba a la ‘Mesa estatal de partidos’ en contra de lo que Calvo dijo en un principio cuando sólo habló de ‘Mesa catalana de partidos’.

Pero Sánchez no ha entendido nada y continúa sin saber quien es Torra y sin entender que el soberanismo catalán nunca le aprobaría los Presupuestos al Gobierno de España mientras sus líderes están huidos o están sentados en el banquillo de los acusados del Tribunal Supremo, donde el próximo martes se iniciará el juicio del golpe de Estado catalán.

Para disfrazar la ruptura la Consejera Elsa Artadi -que se ha burlado a placer de Carmen Calvo- subió el listón de sus peticiones al inconstitucional y por lo tanto imposible derecho de autodeterminación. Y ahí se acabó todo con el estrambote añadido de Carmen Calvo presumiendo -la vicepresidenta es una mentirosa compulsiva, como se vio en el Vaticano- de que Sánchez es quien rompe con los secesionistas, cuando ha ocurrido al revés.

Por todo ello los diputados soberanistas catalanes de PDeCAT y de ERC votarán el próximo miércoles 13 a favor de las enmiendas de totalidad de los Presupuestos de Sanchez (y de Iglesias) en el Congreso de los Diputados y en compañía de los diputados de PP y Cs.

Con lo que Sánchez, sin Presupuestos para 2019, tendrá que anunciar la fecha de las próximas elecciones generales, que seguramente intentará aplazar al otoño para agotar al máximo su presencia en el poder al que no regresará.

Porque los partidos soberanistas de ERC y PDeCAT nunca más pactaran con Sánchez. Y menos aún los partidos constitucionales de PP y Cs. En cuanto a Podemos lo más probable, vista la crisis entre Iglesias y Errejón, es que pierda apoyo electoral.

Si a eso añadimos el desgaste del PSOE por la tomadura de pelo y traición de Torra a Sánchez cabe imaginar que la izquierda que lidera Sánchez no volverá a gobernar. De ello dará fe este domingo en Madrid la manifestación que se celebrará, convocada por los partidos del centro y la derecha bajo el lema de ‘por la unidad de España, elecciones ya’.