Moreno presidente andaluz y crisis en Podemos y PSOE

El nuevo presidente de la Junta de Andalucía Juanma Moreno se ha comprometido, tras la jura del cargo, y con un buen discurso (con promesas de mejoras contra el paro en la agricultura, el turismo, la industria, los jóvenes y la igualdad entre hombres y mujeres), en pos del progreso y la concordia de los andaluces y ha subrayando su lealtad a España, la Constitución, el Estatuto de Andalucía y la unidad nacional.

Referencia esta última a los intentos secesionistas del soberanismo catalán, lo que también incluye una advertencia a las concesiones del gobierno de Pedro Sánchez con los separatistas catalanes.

Concesiones duramente criticadas por el PSOE extremeño, desde donde se ha acordado solicitar (aunque su presidente Fernández Vara dice que no es el momento) la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, lo que ha caído como un obús en la dirección nacional del PSOE y el Palacio de la Moncloa.

La sede de la Presidencia del Gobierno de España desde donde, en un día tan señalado, la vicepresidenta Carmen Calvo ha vuelto a pedir a Susana Díaz que se retire del liderazgo del PSOE andaluz. Lo que Díaz ha rechazado, aludiendo a su legitimidad por el apoyo recibido por los militantes socialistas y los votantes, por mas que esos apoyos hayan resultado en las pasadas elecciones, como ella reconoció, ‘insuficientes’ para renovar su presencia al frente del Gobierno andaluz.

Comienza, pues, el cambio en Andalucía en un tiempo nuevo en el que la izquierda andaluza retrocede en esa Comunidad Autónoma y cuando el PSOE, como se ha visto en Andalucía y Extremadura, pierde apoyos en su militancia y electorado.

Lo que también ocurre a la izquierda populista de Podemos, donde Íñigo Errejón acaba de sublevarse en Madrid contra el liderazgo de Pablo Iglesias. Lo que ha provocado que Pablo Echenique haya pedido a Errejón su escaño en el Congreso de los Diputados, añadiendo que si no lo entrega es porque ‘de algo tiene que vivir’. Lo que constituye una infamia por parte de Echenique.

La derecha andaluza, con apoyo de Cs y Vox llega, después de 36 años de gobiernos socialistas, al poder en Andalucía mientras la izquierda del PSOE y Podemos sufre crisis de identidad y liderazgo, lo que tendrá consecuencias durante las próximas citas electorales nacionales que se inician el 26 de mayo.

En la toma de posesión de Juanma Moreno asistieron dirigentes del PP nacional encabezados por Pablo Casado y los ex presidentes Mariano Rajoy y Antonio Hernández Mancha y solo faltó José María Aznar para no coincidir con Rajoy. Dirigentes que participarán en Madrid en la Convención del PP, donde el presidente andaluz Juanma Moreno será la estrella de la apertura de los debates, que se anuncian como los de una nueva refundación política e ideológica del PP.

El importante gesto ha sido la presencia en la toma de posesión del presidente Moreno de los ex presidentes de la Junta Susana Díaz y sobre todo de Manuel Chaves y José Rodríguez de la Borbolla, lo que honra a estos ex presidentes andaluces, en un acto que concluyó con los himnos de Andalucía y España, como era de esperar.