Si el CIS de enero es cierto, Sánchez debe adelantar las elecciones a marzo

Si Pedro Sánchez se cree la encuesta de enero del CIS, donde se dice que el PSOE ganaría las elecciones con el 28,9 % de los votos, lo que supone más de 10 puntos de diferencia sobre PP, Cs y Podemos, el Presidente del Gobierno debería convocar elecciones generales en marzo para renovar su liderazgo y el poder.

Sobre todo porque la tendencia que le anuncia el CIS al PSOE es a la baja, y los problemas catalanes y económicos que se anuncian para 2019 propiciará una mayor caída del PSOE, como se vio en Andalucía.

En suma, ya tenemos al director del CIS, José Félix Tezanos, disfrazado de Rey Mago y ofreciéndole a Pedro Sánchez ‘incienso, oro y mirra’ en la encuesta que sobre intención de voto acaba de hacer pública el CIS, y donde le otorga al PSOE el liderazgo con el 28,9 % de los votos, lo que significa que logra casi 10 puntos más que el PP (19,1 %), 11 más que Cs (17,9 %) y 14 más que Podemos (14,9 %). Mientras que a Vox el CIS solo le da un 3,7 % de intención de voto.

Tengamos en cuenta el batacazo que se dio Tezanos en su encuesta previa a las elecciones andaluzas, donde le otorgaba a Susana Díaz el 37 % de los votos, y entre 45 y 47 escaños, para comprobar luego que las urnas solo le concedieron al PSOE andaluz el 27,9 % de los votos y 33 escaños. O que pronosticaba un solo escaño para Vox que logró 12.

Lo que nos lleva a la conclusión de que Tezanos, como director del CIS es un desastre o simplemente un manipulador al servicio de Sánchez, que fracasará en todos sus pronósticos durante el curso electoral que se avecina a lo largo de 2019.

Sobre todo porque el resto de los sondeos electorales nacionales dan de manera unánime un empate técnico electoral entre PSOE, PP y CS, que se repartirían unos 256 escaños del Congreso de los Diputados a una media de 86 por partido, y en una horquilla de entre los 75 y los 95 diputados. Lo que dejaría 70 escaños a repartir entre Podemos (45) y Vox (25), y los 24 restantes entre los partidos nacionalistas, ERC (12), PDeCAT (5), PNV (5), CC (2) y Bildu (2).

En la encuesta de enero el CIS solo le ofrece a Vox un 3,7 de intención de voto, mientras el resto de los sondeos lo sitúan en una media del 7,5 %, lo que resulta mas realista visto el resultado en Andalucía y la notoriedad que ha conseguido en las últimas semanas. Y la caída que el CIS de enero le otorga a Podemos de más de 3 puntos parece el truco que utiliza Tezanos para justificar el alto porcentaje del PSOE.

Las encuestas de Tezanos provocan en la clase política y en los medios de comunicación una sensación de tomadura de pelo que desprestigia la credibilidad y el trabajo de los empleados del CIS. Salvo que alguien, como el presidente Sánchez, se crea estos últimos pronósticos y en ese caso convoque a finales de este mes elecciones generales para que las urnas decidan a primeros de marzo, lo que está por ver.