Sánchez y Torra hablan de 'conflicto' sin citar la Constitución

El comunicado conjunto de Sánchez y Torra tras su reunión de hora y media afirma que ‘en Cataluña hay un conflicto que deben solucionar con diálogo’. La palabra ‘conflicto’ es el lenguaje que utiliza el soberanismo catalán para ocultar la realidad del golpe de Estado. En el comunicado se habla de una ‘respuesta ‘democrática’ al llamado ‘conflicto’ sin citar la Constitución lo que para Torra es el referéndum de autodeterminación .

Un golpe que ya está juzgando el Tribunal Supremo y que sigue latente en Cataluña tras jalear Torra a los comandos violentos de los CDR, retirar a los Mossos para permitir la violencia de los comandos -como ocurrió días atrás- y pedir a los nacionalistas que sigan, ‘con todas sus consecuencias’ la vía eslovena hacia la independencia a pesar de las decenas de muertos que provocó el modelo esloveno.

En el comunicado se matiza que existen discrepancias sobre ‘el origen, su naturaleza o vías de resolución’ del llamado ‘conflicto’ y ambas partes se emplazan al diálogo (habrá otra reunión en enero de ministros y consejeros) con participación de las instituciones y de la ciudadanía’.

La portavoz de la Generalitat Elsa Artadi aseguró que en las reuniones no se habló de los Presupuestos, mientras la ministra Meritxell Batet afirmó que ‘el diálogo se desarrollará dentro del ordenamiento jurídico’ -lo que no dice el comunicado- y que la solución se encontrará ‘dentro del Estatuto y de la Constitución’, lo que nunca ha admitido a Torra.

Y lo que constituye una alusión de Batet a la pretensión de Sánchez de que Torra acepte una nueva reforma del Estatuto catalán. Añade Batet que ‘la reunión ha sido positiva’ y que el Gobierno de Sánchez ‘no ha cambiado su posición sobre el referéndum catalán’, para concluir diciendo que se ha avanzado hacia la ‘normalidad constitucional’.

Una ‘normalidad’ que tendremos hoy oportunidad de comprobar cuando se celebre en Barcelona el Consejo de Ministros de Pedro Sánchez en medio de un gran cerco de manifestantes, de las organizaciones y partidos afines a Torra, y de un amplio despliegue policial de Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional.

Desde la oposición de PP y Cs duras críticas al encuentro de Sánchez y Torra del que, por el momento, no se sabe nada y donde posiblemente se habló de los Presupuestos de 2019 (aunque lo desmienta Artadi), del ascenso de la derecha en los sondeos electorales, de los presos golpistas del ‘procés’ y de posibles indultos tras la sentencia del Supremo, además de varias concesiones económicas y en infraestructuras catalanas del Gobierno de Sánchez a la Generalitat.