Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Pablo Casado vira a estribor

casado4

Inquietud e incertidumbre son las dos palabras que resumen la situación del Partido Popular tras la aparición de Vox con fuerza inusitada en la campaña electoral de Andalucía.

Y no solo porque ello dañará electoralmente al PP sino porque los votos que Vox le quitará a los ‘populares’ van a permitir que el PSOE de Susana Díaz mantenga su ventaja con el PP de Casado y que Cs de Albert Rivera quede muy cerca del PP y amenace su hegemonía en el centro derecha español.

Buena prueba de la inquietud que Vox despierta en el PP está en el giro a la derecha que está dando Casado en sus mítines andaluces en los que, por primera vez y como los partidos de la extrema derecha europea y Vox ahí incluido, el líder del PP ha comenzado a lanzar mensajes en contra de la inmigración: ‘aquí no cabemos todos’, repite ahora una y otra vez.

Y éste es el tercer volantazo importante que da Casado desde que llegó a presidencia del PP hace apenas seis meses. El primero fue su cambio de opinión sobre la crisis de Cospedal a la que en un principio apoyó y luego presumió de haberla forzado a dimitir.

Luego fue el pacto de Pablo Casado con Pedro Sánchez para el reparto del Poder Judicial del que Casado finalmente se tuvo que arrepentir una vez que su candidato a presidir el Consejo Judicial y el Supremo, el magistrado Manuel Marchena, se retiró de esa lamentable operación tras conocer los mensajes del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, en los que se jactaba de controlar el Tribunal Supremo.

Ahora el tercer volantazo de Casado es su discurso cada vez más radical contra la inmigración y sus arengas patrioteras contra todos y contra todo. Lo que le acerca a las posiciones de Vox creyendo que así frena la fuga de sus votantes hacia el partido de Santiago Abascal, aunque en realidad lo que hace Casado es darle la razón y enviarle más votos a Vox.

Al tiempo que la incierta nave del PP vira a estribor y le deja a Cs y Rivera todo el espacio del centro político para que el partido naranja avance sin obstáculos por esa ancha senda del centro sociológico español que es el lugar donde, en España y en Europa, se deciden las victorias electorales y la gobernabilidad.

Y este tercer volantazo y error estratégico de Casado prueba su bisoñéz y demuestra que carece de un buen equipo político a su alrededor. Porque el problema del PP no es tanto que Vox consiga votos y escaños que, a fin de cuentas siempre podrán sumar al PP. Lo grave para Casado es que el PP se marche del centro y que en las elecciones generales Albert Rivera quede por delante de él. Y entonces, adiós PP.

Sobre el autor de esta publicación