Elecciones USA y plebiscito sobre Trump

El Presidente de los Estados Unidos Donald Trump disfruta de un inmenso poder. El de la Presidencia que en USA es determinante, más el control por el Partido Republicano del Congreso (Cámara de Representantes y Senado) y también tiene la mayoría conservadora en el Tribunal Supremo.

Pero el amplio poder de Trump se puede resquebrajar en este martes día 6 de noviembre durante las elecciones legislativas que hoy se celebran y en las que se renovarán todos los miembros de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

Y si, como dicen algunas encuestas electorales, el Partido Demócrata puede obtener la mayoría de la Cámara de Representantes rompiendo el monopolio republicano en el Congreso entonces Trump habrá sufrido una gran derrota. Y sus políticas legislativas y andanzas inconfesables estarán a partir de ese momento bajo el control e investigación de la Cámara de Representantes. Lugar donde por mayoría simple se podría iniciar un proceso de destitución (impeachment) del Presidente, lo que luego tendría que ser refrendado por dos tercios del Senado.

Si por el contrario Trump, que ha convertido estos comicios de la mitad de su mandato, en un plebiscito sobre su Presidencia, consigue mantener el control de las dos Cámaras del Congreso, en ese caso su victoria sería muy importante y le abriría las puertas de un segundo mandato presidencial.

Lo que, visto lo ocurrido en los EEUU en los dos pasados años, sería una pesadilla ampliada a ocho años para las libertades y la vida democrática en USA, para el comercio internacional y para la paz mundial. De ahí que estas  elecciones no solo son determinantes para USA sino trascendentes en la escena internacional porque estamos hablando de una Presidencia atípica y provocadora de la primera potencia del Planeta.

Veremos qué ocurre esta noche al cierre de los colegios electorales, y qué pasa con Trump, que tiene a su favor la buena marcha de la economía. Y que ha estado muy activo en toda la campaña electoral jaleando sus proclamas contra los inmigrantes a los que presenta como potenciales delincuentes, mencionando a la caravana de Honduras que está en México camino de la frontera norteamericana donde les espera el ejército desplegado por Trump.

Frente a Trump quien ha asumido el liderazgo demócrata en la campaña electoral ha sido el expresidente Barack Obama con sus discursos de la esperanza y la unidad de los americanos que tanto éxito tuvieron durante sus dos y victoriosas campañas presidenciales. Pero los demócratas dan la impresión de estar poco coordinados y muy dispersos. De manera que esta batalla electoral se presenta incierta y se dilucidará Estado a Estado en una larga y tensa noche electoral.