La mentirosa y machista ministra Delgado debe dimitir

La ministra de Justicia Dolores Delgado no puede seguir ni un minuto más en el Gobierno de España por haber mentido sobre sus relaciones con el comisario Villarejo como ella, que es la Notaria Mayor del Reino así lo ha reconocido. Y por haber llamado de manera rijosa y despectiva ‘maricón’ al juez Grande Marlaska, el hoy ministro de Interior y compañero de Gabinete de la ministra Delgado.

El Ministro de Interior que generosamente ha quitado importancia al insulto de Delgado aparecido en una grabación de Villarejo durante un almuerzo en el que estaba presente el ex juez Baltasar Garzón, compañero de Delgado. Y en el que la ahora Ministra, con gran desprecio a las mujeres, declaraba que ella prefería un Tribunal ‘presidido por tíos en vez de por tías’.

Si añadimos a todo ello que Dolores Delgado desamparó al juez Llarena del Supremo cuando se anunció la demanda de Puigdemont contra el juez, y que el presidente Sánchez le enmendó la plana diciendo que la defensa del juez es ‘una cuestión de Estado’, veremos que la situación de la Ministra es insostenible y que su cese o dimisión debe ser algo inmediato.

De hecho dada su posición en la cúpula judicial de este país su caso es más grave que los ocurridos con los ceses de los ex ministros de Cultura, Màxim Huerta, y de Sanidad, Carmen Montón, por el impacto político y social de lo acontecido y por la dignidad del Ministerio de Justicia que preside Delgado.

La Ministra reprobada en el Senado se niega a dimitir como lo reclaman la oposición de PP y Cs y también Pablo Iglesias desde Podemos, así como los diferentes colectivos LGTB y también, de momento ‘bajo cuerda’, varios de ministros y dirigentes del PSOE, porque Delgado ha echado por tierra el discurso feminista de Gobierno de Sánchez.

Además todavía faltan por conocerse las grabaciones, que saldrán, de las otras dos conversaciones y reuniones que Delgado mantuvo con Villarejo. Porque el comisario lo grababa todo y si aparecen los nuevos audios de esta Ministra tan locuaz, el escándalo que inunda el debate político y las redes sociales crecerá de manera exponencial hasta que la Ministra se vaya a su casa que es donde debería de estar ya.

El escándalo de la ministra Delgado ha dejado en segundo plano la encuesta del CIS que otorga al PSOE la victoria en unas posibles elecciones generales con un 30,5 % de los votos, seguido del PP con un 20,8 %, Cs con el 19,6 % y Podemos con el 16,1 %. Una buena noticia para Sánchez y mala para los demás, a pesar que el sondeo se hizo en días anteriores al debate del plagio de la tesis y libro de Sánchez, y antes también del cese de la ministra Montón y de la crisis de la ministra Casado que acaba de empezar.