Diputados del PP y Cs apoyarán el traslado de los restos de Franco

El 29 de diciembre de 1978 entró en vigor la Constitución Española y está muy bien que antes de que se celebre su 40 aniversario y de que crezca la actual movilización franquista, los restos del dictador Franco sean retirados de su actual y prominente ubicación en el corazón de la Basílica del Valle de los Caídos a donde decida su familia o donde decida el Gobierno.

Así se hará y para ello el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez aprobó un Real Decreto Ley (que será convalidado por el Congreso de los Diputados) que garantiza el traslado de los restos del dictador.

Un hecho, tardío pero necesario, que fue aprobado el pasado mes de mayo de 2017 en el Parlamento y sin ningún voto en contra y que ahora encuentra la oposición del PP, que regresa a sus orígenes franquistas.

Y la reticencia de Cs que anuncia su abstención porque se opone (dicen) al uso del Decreto Ley lo que no deja de ser asombroso en este debate que es político y no jurídico porque de semejante manera Cs y el hoy errático Albert Rivera se van a posicionar del lado del franquismo.

Ante esta eventualidad los partidos democráticos españoles sólo tienen una opción: apoyar al Gobierno y que los restos de Franco abandonen su actual y destacada ubicación. Y si el PP quiere recurrir esa decisión al TC allá ellos y su nuevo presidente Pablo Casado que mal empezaría su mandato como líder de la oposición, haciéndole además un importante regalo electoral al PSOE.

Sin descartar, como ya lo están diciendo algunos diputados del PP que se produzca una importante rebelión en el Grupo Parlamentario Popular por parte de quienes se abstendrían o votarían a favor del Decreto Ley y algo parecido ocurrirá entre los diputados de Cs, con lo que Casado y Rivera quedarían en pésima situación.

Solo faltaría a estas alturas de la Transición española que los franquistas le ganaran un pulso a los demócratas. Bastantes problemas tenemos ya en este país como para que los dos mayores partidos de la Oposición, por acción u omisión, se alineen con la dictadura franquista y además de inútil manera porque los restos de Franco se trasladarán, sí o sí, y no hay nada más que hablar o que debatir.