Casado no dice la verdad y está fuera de la realidad

El discurso se ‘los principios y los valores’ del PP empieza a ser insufrible, máxime en un partido inundado por la corrupción donde están o han estado inmersos muchos de sus recientes y primeros dirigentes y gobernantes.

La fracesita de marras de ‘los principios y los valores’ que ahora enarbola Pablo Casado en declaraciones al diario ABC la repetía hasta la saciedad Esperanza Aguirre desde la Presidencia de la Comunidad de Madrid y luego ella añadía -alardeando de trabajadora- lo de ‘pico y pala’ y además, la pobrecita, nos decía que con su ‘modesto sueldo’ no llegaba a final de mes.

¿Y qué dijo Casado cuando se destapó el inmenso pozo de la corrupción que Aguirre tenía en su Gobierno de la Puerta del Sol, con sus tres famosos vicepresidentes ahí implicados (Prada, González y Granados) y dos de ellos ya pasados por la cárcel y a la espera de juicios y condenas? O cuando escuchamos a Ricardo Costa cantar  las verdades de la inmensa corrupción valenciana, o repasamos las siglas de los sobresueldos de los ‘papeles de Bárcenas sobre las doble contabilidad del PP, que ahora va a juicio.

Cuando vemos ese gigantesco barrizal, lo de ‘los principios y los valores’ sobra y Casado debería reconocer la gravedad de esta situación y no lo hace, y pasa de puntillas y habla de la corrupción de otros partidos. Pues no señor Casado la corrupción del PP de los últimos años es gravísima.

Y la responsabilidad de Mariano Rajoy y de Soraya Sáenz de Santamaría en el fracaso de la crisis catalana es enorme, así como la propia de Casado que era vicesecretario y portavoz del PP y por lo tanto cómplice de que Rajoy no aplicará el 155 cuando pudo y debía el 8 de septiembre de 2017. Dijeran lo que dijeran Cs y el PSOE, porque el PP tenía mayoría en el Senado y Rajoy era el Presidente del Gobierno de España.

Y la gestión del referéndum del 1-O fue otro desastre, el adelanto electoral catalán otro error y el fallo del Gobierno y los servicios de información y la policía frente a los golpistas y la trama mediática y financiera del golpe catalán otra ingente carencia.

Y ello ocurría mientras Pablo Casado estaba sentando en el puente de mando del PP y además como portavoz en un tiempo donde comunicación de la versión oficial española sobre el golpe catalán fracasó de manera estrepitosa dentro y fuera de España y además Rajoy no se atrevió con TV3.

Y ahora nos dice Casado que quiere cambiar el Código Penal, el recurso de inconstitucionalidad, prohibir los indultos (¿y las amnistías fiscales?): etc. Y ¿qué piensa hacer Casado con los más de dos millones de catalanes que están a favor de la independencia, procesarlos y meternos en la cárcel?

Casado calla y tapa la verdad sobre la corrupción del PP y tapa los muy graves errores del Gobierno de Rajoy en Cataluña. Y lo del máster y la carrera en la Complutense de Casado al presidente del PP le parece poca cosa pero si lo imputa un juez tendrá que sacar mayoría absoluta para Gobernar, porque Cs no le apoyará y su imputación repicará como campanas al viento en todos los medios de comunicación.

Y de la mayor imprudencia y frivolidad nos parecen los comentarios del líder del PP (y de la Oposición) sobre los últimos escándalos que afectan a La Corona y especialmente al Rey Juan Carlos I. Y si no explíquenos el señor Casado ¿por qué abdicó el hoy Rey Emérito en 2014, y que hace Urdangarín en la cárcel?

La política española es mucho más compleja de lo que cree Casado y todo apunta a que aún no sabe de verdad lo que quiere ni lo que puede hacer. Pero debería ser más prudente, acoplarse a la realidad y decir la verdad. Y de paso explicar algo que no le preguntó Bieito en ABC: ¿porque no dimitió Rajoy en la moción de censura en vez de regalarle el poder a Sánchez? Porque Sánchez está en la Moncloa, con sus amigos nacionalistas, Bildu y Podemos, gracias a Rajoy y al PP.