Pallete toma el mando tecnológico y empresarial

En los últimos meses hemos detectado una mayor e intencionada presencia ante la sociedad y la opinión pública de la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, presentándose como líder indiscutible del sistema financiero en España e incluso declarándose ‘feminista’ en víspera de la llegada al primer gobierno de Pedro Sánchez de once mujeres en un Gabinete integrado por 17 ministerios.

Pues bien, en el campo empresarial y el tecnológico el que ha tomado el mando ha sido el presidente de la Compañía Telefónica, José María Alvarez Pallete, quien en su Junta General de Accionistas, donde anunció beneficios de 3.100 millones de € (un 32% mas) y un dividendo del 0,40, se presentó ante los accionistas de la Compañía como el líder indiscutible del progreso digital empresarial en España y Latinoamérica.

La apuesta digital y de ‘gestión de datos’ con seguridad de Pallete (con las plataformas y  proyecto ‘Aura’ que él presentó en el Móvil World Congress de Barcelona) constituye una audaz apuesta del empresario español que lo coloca en la vanguardia de la imparable sociedad digital en la que estamos inmersos.

Un desafío ‘visionario’ que Pallete impulsó en Telefónica desde hace cinco años (siendo Consejero Delegado) y que aceleró en 2016 tras su llegada a la presidencia e invirtiendo en dicho proyecto y ese quinquenal periodo la cifra asombrosa de ¡45.000 millones de €!

Lo que está empezando a ofrecer resultados positivos, como se aprecia en la mejora de ingresos y beneficios, y empiezan a reconocerlo los analistas que ven en el corto y medio plazo de Telefónica unas expectativas positivas y sustentadas por más de 350 millones de clientes (más clientes que Twitter, subrayó Pallete) lo que además redundará en la reducción de la deuda.

En esto del desarrollo y horizonte tecnológico hay que andar con pies de plomo para no equivocar el rumbo, pero andar sin descanso y con paso firme y decidido. Porque está claro que estos años que estamos viviendo serán determinantes en el campo tecnológico para el presente y futuro de España (hizo bien Sánchez en incorporar en su Gabinete un ministerio de Tecnología y Telecomunicaciones) y no digamos para una empresa como Telefónica.

De ahí la importancia de la afirmación de Pallete ante sus accionistas de la necesidad de una reestructuración del sector de las telecomunicaciones español en pos del nuevo mercado digital y en busca de nuevos empleos con la creación de una cultura empresarial con su ‘Constitución digital’. Lo que no es fácil de lograr si no se tiene la certeza tecnológica e incluso intelectual de que el camino digital escogido impedirá perder el tren de la modernidad y competir en el gran tablero del mundo global.

Así lo explicó Pallete a sus accionistas con los que conversó con soltura y agilidad ofreciendo dos cosas que son fundamentales en su rumbo y en su proyecto que definió como la imparable ‘revolución digital’: la confianza y la seguridad.