Trump pone en riesgo la OTAN y la relación militar de España y USA

Las bases de Rota, Morón y Gibraltar y la defensa de Ceuta y Melilla podrían verse afectadas en los nuevos pactos militares de la UE.

La decisión del presidente Trump de romper el acuerdo nuclear con Irán, unida a otras transgresiones anteriores como el traslado de su embajada de Israel a Jerusalén y la guerra comercial latente con la UE ha llevado a la Canciller Angela Merkel a decir que ‘Europa no puede confiar en EE.UU’. A lo que Emmanuel Macron se ha sumado con una seria advertencia de Francia a USA.

Lo que significa que esta situación pone en riesgo la existencia de la OTAN y obliga a la UE a desarrollar su propia organización de Defensa y Seguridad, que sin duda afectará a la política de la Defensa de España y al acuerdo de cooperación militar de España con USA.

La ruptura o desaparición de la Alianza Atlántica, que Trump puso en marcha desde su llegada a la Casa Blanca exigiendo a sus aliados más aportación económica en la OTAN, tendrá consecuencias importantes en la relación bilateral militar entre España y EE.UU.

No en vano España se integrará de manera decisiva en la nueva política de Defensa de la UE, en la actualidad en fase de articulación en torno a la llamada CEP (o PESCO, siglas en inglés), ‘Cooperación Estructurada Permanente’ de Seguridad y Defensa, que se acordó poner en marcha en la UE a finales de diciembre de 2017, sobre todo tras al anuncio del Brexit y la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Al final y como lo propuso hace muchos años el general De Gaulle que se opuso al ingreso de Gran Bretaña en la UE (entonces CEE) al calificar el Reino Unidos de ‘Caballo de Troya de USA en Europa, la UE no tiene más remedio que crear su propia Comunidad Europea para la Defensa y la Seguridad. Sobre todo una vez que los riesgos de una guerra en el continente europeo parecen disipados, tras la unidad de Alemania y la caída del muro de Berlín.

Es en este marco en el que se inscribe la decisión de la UE de situar en la base española de Rota uno de sus cinco cuarteles generales (OHQ) en sustitución, tras el Brexit, de la base británica de Northwood.

Pero todo esto afectará de lleno a la política de Defensa y Alianzas de España en el marco de la seguridad española y europea. No en vano nuestro país mantiene en la actualidad dos importantes acuerdos de cooperación militar como son el multilateral del Tratado del Atlántico Norte (Alianza Atlántica) y su acuerdo bilateral con USA que incluye bases españolas de utilización conjunta como Rota y Morón.

Además de otras importantes colaboraciones como el despliegue (con cuatro fragatas USA) en Rota del Escudo Anti Misiles de los Estados Unidos, un ‘regalo’ del ex presidente Zapatero a Barack Obama, para compensar sus desplantes a USA, que no fue sometido a la aprobación del Parlamento español y no recibió contrapartida alguna de EE.UU.

Con el agravante de que en ambos acuerdos militares (el de la OTAN y el de USA) España no logró incluir la ‘defensa automática de Ceuta y Melilla’, por parte de sus aliados, lo que constituye un grave error de los gobiernos españoles que firmaron y renovaron esos acuerdos que dejan a la intemperie el flanco más débil de la defensa nacional.

Asunto este de la defensa de Ceuta y Melilla -que se puso en evidencia en la crisis de la invasión del islote de Perejil por Marruecos- del que nunca han querido hablar los distintos gobiernos del PSOE y del PP y que tiene como trastienda la dura presión que Marruecos ha ejercido en Francia (país que sí tuvo a Argelia bajo cobertura de la OTAN, en el tiempo que el país africano era colonia francesa) y en Estados Unidos.

Y a no perder de vista en todo ello el papel ‘estratégico’ que juega la colonia inglesa de Gibraltar donde existe una base militar de Gran Bretaña (con paso de armas nucleares), que se podría reactivar más aún si ‘La Roca’ sale del entorno de la UE con el Brexit y se cierra la OTAN.

Todos estos elementos deberían ser objeto de reflexión en el ministerio de Defensa que lidera la ministra Dolores de Cospedal y también en el seno de los partidos políticos españoles.

Y de alguna manera por el ‘pomposo’ Instituto Elcano, que financiado está por el Gobierno y cuyas reflexiones ‘literarias’ sobre Seguridad y las Alianzas militares de España y Europa han eludido siempre estas cuestiones, así como la posible presencia y paso de armamento nuclear ‘aliado’ en el territorio español.