El máster de Cifuentes será resuelto antes del Dos de Mayo

La crisis del máster de Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid y en el seno del Partido Popular quedará resuelta antes de la fiesta del Dos de Mayo que suele convocar en la sede de la Presidencia madrileña de la Puerta del Sol a autoridades nacionales y autonómicas y también a numeroso público.

De ahí que sería lógico que antes de que llegue esa fecha quedaran despejadas las incógnitas de esta crisis que ya tiene en su interior una moción de censura que la presidenta de la Asamblea de Madrid deberá ubicar en días anteriores al 7 de mayo, si es que antes no se retira.

Quedan pues 15 días para que avance la investigación de la fiscalía que instruye el caso admitido a trámite por un juez de primera instancia en relación a las presuntas irregularidades y falsificación de documentos de la Universidad Rey Juan Carlos; y dos semanas para que el líder del PP Mariano Rajoy y la presidenta Cristina Cifuentes digan sus últimas palabras sobre la crisis que tiene en vilo al conjunto del PP.

Y sobre la que planea un asunto de mayor cuantía como lo es el debate de los Presupuestos Generales del Estado para 2018 que se presenta a partir de este lunes en el Congreso de los Diputados y donde el PP está pendiente del apoyo de Cs, además del PNV y de los partidos canarios.

Pero si la tensión entre PP y Cs crece en Madrid –ayer el portavoz de Cs en la Comunidad madrileña, Ignacio Aguado, afirmó que si Cifuentes no dimite se sumarán a la moción de censura del PSOE- cabe el riesgo de que Albert Rivera retire el apoyo de su partido a los Presupuestos de Rajoy.

Porque está claro que si Cifuentes no se va la batalla abierta y frontal entre PP y Cs se extenderá por toda España (con los dirigentes del PP acusando a Cs de votar con PSOE y Podemos en Madrid) y en ese caso no habrá Presupuestos de 2018 y Rajoy tendrá que aceptar el adelanto de las elecciones generales que esperaba celebrar en 2020.

Lo que sería sorprendente es una celebración del Dos de Mayo con los solos dirigentes del PP en ausencia de toda la Oposición y con la plaza de la Puerta del Sol invadida de manifestantes gritando en contra de la presidenta Cifuentes de la Comunidad de Madrid. Ese espectáculo no debería tener lugar, máxime si pocos días después se va a celebrar una votación de censura en la Asamblea de Madrid donde ya conocemos el resultado de antemano vista la posición de C´s.

Por todo ello creemos que, dadas las festividades del primero (día del trabajo) y Dos de Mayo en Madrid  el desenlace de la crisis madrileña deberá estar resuelto en diez días y a lo más tardar el viernes 27 de abril. Lo que anuncia movimientos estratégicos de urgencia en el seno del PP esta misma semana en la que tampoco se descartan que nuevas informaciones amplíen, en uno u otro sentido, este debate regional de claro impacto nacional.