Rajoy llama a Rivera ‘inexperto y lenguaraz’

Un día de estos Albert Rivera se va a cansar de recibir descalificaciones y desprecios de Rajoy y del PP y va a romper todas las relaciones con Rajoy. Y si lo hiciera estos días los Presupuestos Generales de 2018 ya se habrían acabado y Cifuentes estaría haciendo las maletas en la Puerta del Sol, lo que abocaría a un adelanto de las elecciones generales en un tiempo que según todas las encuestas favorece a C´s.

El último sondeo de Metroscopia para El País coloca a C´s como vencedor de unas hipotéticas elecciones con el 28,7 % de los votos seguido del PP con el 20,4 y del PSOE con el 19,1 y al que se acerca Podemos con el 18,3. De manera que si hace unos meses PP, PSOE y Cs parecían empatados en cabeza mientras Podemos quedaba relegado, ahora es C´s quien aparece muy destacado en cabeza mientras los otros tres partidos le siguen a más de ocho puntos de distancia y los tres muy cerca entre ellos.

Es esta situación la que provoca la continua agresividad de Rajoy, Sánchez e Iglesias contra Rivera quien sabe que estas agresiones, lejos de dañarle en su liderazgo, le pueden reforzar. Sobre todo porque en el primer gran asunto de la política nacional que es Cataluña C’s ha sido y es el partido que, como se ha visto en las elecciones catalanas del 21-D, mejor ha defendido los intereses de España.

Al tiempo ha tomado la delantera en el debate de las pensiones y se ofrece para lograr una estabilidad presupuestaria mientras se muestra implacable con la corrupción del PP. Aunque ahora se encuentra en una posición muy delicada ante la crisis del máster de Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos, asunto para el que C´s solicita una urgente comisión de investigación.

Y motivo por el que Pedro Sánchez acusa a Albert Rivera de ‘cinismo’ y le pide que se sume a la moción de censura que el PSOE acaba de presentar en la Asamblea de Madrid. Una crisis esta del máster que está lejos de llegar a su final y donde todavía pueden aparecer nuevas informaciones que den más impulso a esta situación.

La que de momento, y en la compañía de las andanzas de Puigdemont por Berlín, ha ocupado todo el protagonismo de la Convención sevillana del PP porque los medios de comunicación allí presentes se han ocupado mucho más de Cifuentes que de Rajoy. Y lo van a seguir haciendo en Madrid en los próximos días porque la caza de Cifuentes sigue abierta y sus perseguidores  creen que la presidenta está tocada y no van a desistir.