Errejón diserta contra Iglesias

En un taimado artículo publicado en el diario El País y titulado ‘Cooperar para desbloquear España’ el diputado Iñigo Errejón ha lanzado una severa y completa crítica a Pablo Iglesias y a sus políticas ‘tacticistas’ y de ‘golpes de efecto’, que según Errejón no conducen a ninguna parte. Porque, como dice Errejón, el centro derecha con su ‘competencia virtuosa’ entre el PP y C’s sigue creciendo a pesar de haber roto el ‘contrato social’ y haber mantenido las políticas de ajuste de la crisis, mientras la izquierda cuarteada va a peor.

Y mucho se cuida Errejón de no señalar a nadie, pero su análisis político del momento español visto desde la izquierda, no deja de ser una enmienda a la totalidad de las políticas y estrategias de Iglesias y su regreso a las calles. Mientras Errejón propone acuerdos transversales entre los partidos de las distintas izquierdas, e incluso hacia el centro ofreciendo una colaboración institucional al margen de la batalla ideológica y electoral.

Y dice esto Errejón después de lamentar que la ‘cuarteada’ Oposición haya sido incapaz de desalojar a Rajoy del poder, a pesar de sus duras políticas anti sociales y de las corrupciones del PP, por lo que propone implementar una ‘cooperación estratégica sin exclusiones’, aunque sin dar nombres ni ofrecer la lista de partidos que deberían cooperar y favorecer no reformas sino ‘cambios estructurales’.

Errejón oculta los nombres de los partidos y posibles protagonistas de su proyecto por temor a Iglesias. Pero también calla mencionar los que son los verdaderos problemas de España, que él reduce a la sola ruptura del ‘contrato social’ por el Gobierno de Rajoy.

Pero el diputado de Podemos no habla de Cataluña, la Constitución y de la calidad de la vida democrática (que en Podemos brilla por su ausencia, como bien lo sabe él desde su ostracismo), ni menciona la necesidad de, como dijo Carolina Bescansa, de presentar un proyecto político para España.

Errejón detecta en su diagnóstico y desde la izquierda muchas dolencias del enfermo cuerpo español, como cuando dice que ‘no hay Gobierno’, o como cuando critica la dispersión de la izquierda. Pero su medicina es muy débil y no puede solucionar nada, entre otras cosas porque Podemos está anclado en las ‘dos Españas’, apoya la autodeterminación de soberanistas catalanes y vascos, reniega de la unidad de España, del Estado de Derecho e incluso de los grandes aciertos de la Transición como la reconciliación nacional.

En realidad Errejón nos oculta el modelo territorial de los Taifas que propone Podemos, y es similar a la propia estructura de su partido y de sus relaciones con sus ‘confluencias’ (IU, Compromiso, Mareas y Comunes). Pero si no hay unidad, sino dispersión entre ellos ¿cómo podría articularse una cooperación con otros partidos, como el PSOE e incluso transversal con nacionalistas, en pos de esa mayoría hegemónica del cambio?

De manera que las reflexiones, críticas y las propuestas de Errejón que son en algún aspecto apreciables y razonables, desde una izquierda no pasan hoy del 38% del electorado, mientras el centro derecha supera el 50%. Entre otras cosas por la ausencia en la izquierda de un claro proyecto democrático y de unidad nacional. Sobre todo en este tiempo donde ‘lo nacional español’ por causa de la crisis de Cataluña, se convirtió en una cuestión esencial que explica y justifica el auge de Ciudadanos frente a todos los demás.