El PSOE regresa al ‘sorpasso’

Ya empiezan a florecer las encuestas electorales de primavera y esta vez fue la de Sigma 2 la que tomó la delantera confirmando el liderazgo de C’s (26,7) sobre el resto de partidos nacionales: PP (23,3); PSOE (19,7), U. Podemos (18,4).

Lo que confirma el liderazgo nacional de Albert Rivera y la caída de Mariano Rajoy y el no menor retroceso de Pedro Sánchez que no sólo no aprovecha el hundimiento del PP sino que vuelve a ponerse al alcance de U. Podemos es decir del adelantamiento o ‘sorpasso’ de Pablo Iglesias a los socialistas. Lo que de confirmarse llevaría al PSOE como ocurrió a los socialdemócratas en Francia, Alemania e Italia a una seria crisis de identidad y supervivencia.

Y lo que reabre en el PP y PSOE el debate sobre la debilidad actual de sus líderes, Rajoy y Sánchez, y la eventualidad de promover un relevo que no parece posible porque ambos se han blindado en sus respectivos castillos partidarios.

Según los analistas demoscópicos del sondeo de Sigma 2 para El Mundo la causa más importante de esa foto fija del momento político español está en la crisis de Cataluña donde los españoles aprecian la actitud de C’s, critican la debilidad del PP y la ambigüedad del PSOE frente a los golpistas. En los anteriores sondeos U. Podemos pagaron muy caros sus devaneos con Ada Colau pero parece que Pablo Iglesias se recupera y se coloca a tan solo 1,3 puntos del PSOE.

Un Partido Socialista que está a 7 puntos de C’s y a 3,6 del PP cuando lo más lógico sería que, ante la caída en picado del PP, el PSOE estuviera en primer o en segundo lugar de la clasificación nacional. Pero está claro que la temeridad pro nacionalista de Miquel Iceta, el débil liderazgo de Sánchez y el confuso baile de portavoces socialistas (Sánchez, Robles, Ábalos, Calvo y Lastras) y los problemas internos entre el secretario general y varios de sus barones regionales (Díaz, Lambán, Puig, Fernández, Armengol) los ha hecho retroceder.

Y colocarse al alcance de U. Podemos lo que le permitiría a Iglesias lograr su doble sueño de ser líder de la Izquierda y, más adelante, de la Oposición. Una legítima ambición con la que en 2016 justificó (ante su partido) su ‘no’ a la investidura de Sánchez, ahora hace dos años.

Pero todo eso -y la encuesta lo confirma- no permite adivinar un horizonte de triunfo de la izquierda en España. Al contrario el centro derecha con un 50 % de los votos se aleja del centro izquierda que se queda en el 38 %. Y es esa lejanía de la izquierda del poder lo que facilita la subida de C’s una vez que el PP ya no puede exhibir el miedo Podemos como lo hicieron en los comicios de 2016. Entre eso, la crisis catalana, la corrupción del PP.