Suiza refugio de delincuentes

Los más feroces y sanguinarios dictadores de todo el mundo han ocultado en Suiza enormes fortunas a lo largo del siglo XX y lo que llevamos de XXI. Y lo mismo han hecho delincuentes de todo pelaje, mafiosos, narcotraficantes, corruptos y evasores fiscales al amparo de un ‘secreto bancario’ que nunca se acaba del todo y tras el que estaban y aún están amparados una buena parte de los canallas de este Planeta.

Y además de todo esto ahora tenemos que asistir al espectáculo del posible amparo, o asilo, a la prófuga de la Justicia española, Anna Gabriel, una presunta delincuente de nuestro país que ha violado la Constitución, el Estatuto catalán y las leyes españolas y que, con su discurso anticapitalista, tiene la desvergüenza (y la cobardía), como ahora ocurre con la dirigente de la CUP, de presentarse en el país del más implacable capitalismo como víctima de una España que ella presenta en el país helvético como una dictadura.

Y ¿que ha hecho al respecto el presidente Rajoy y su ministro a Asuntos Exteriores Dastis? Por el momento nada que se sepa ni que le obligue al Gobierno suizo a reconocer la legalidad y la vida democrática de España, país destacado de la UE con la que Suiza tiene acuerdos importantes.

Bastantes problemas nos ha causado Bélgica, sede de la UE, con Puigdemont como para que ahora está cueva de Ali Babá bancaria que fue Suiza -por la que han pasado de manera secreta casi todas las fortunas privadas y de entidades financieras de este país nuestro-, encima nos dé lecciones de democracia y ponga en duda el Estado de Derecho español.

El Gobierno español tiene que reaccionar y responder con energía y firmeza al Gobierno de Suiza porque de lo contrario este país se convertirá en el refugio preferido del golpismo catalán y centro de desestabilización de la vida democrática española.

Y en estas circunstancias ¿no debería llamar Rajoy a consultas al embajador de España en Suiza, y comenzar a estudiar medidas de ‘represalia’ financiera y bancaria, que el único lenguaje que allí se entiende?

Es verdad que ‘oficialmente’ y por presiones de los Estados Unidos Suiza renunció en 2017 al ‘secreto bancario’ en el marco de la OCDE, lo que incluye a la UE y otros 50 países, pero esa nueva situación de pretendida transparencia que debería iniciarse a partir de este año 2018 es incompleta, no es automática para que los Estado puedan investigar directamente a posibles evasores de impuestos, e incluye muchas lagunas y trampas sobre los intereses, los productos derivados y toda clase de elementos sofisticados del negocio bancario.

Además muchos países de América Latina, Asía y África están excluidos de la transparencia y se convierten en caminos paralelos para facilitar la opacidad de todos los paraísos fiscales que aún hay en el mundo. De manera que cabe esperar que el Gobierno de Rajoy actúe en Suiza de una manera firme y exigente ante las autoridades helvéticas que han empezado con mal pie el caso de Anna Gabriel, a no ser que los suizos estén pensando en convertir a la dirigente de la CUP, en presidenta de la próxima convocatoria de los debates de. Davos sobre la economía mundial.