La sirenita Wind vapuleó a Puigdemont

Mal le ha salido a Puigdemont su viaje a Dinamarca con el que pretendía favorecer su investidura y el debate sobre la situación política de Cataluña en la Universidad de Copenhague porque la profesora Marlene Wind, con la solidez del bronce de la emblemática ‘Sirenita de Copenhague’, dejó en franca evidencia al ex presidente catalán al que acusó de: no respetar la Ley y la Constitución Española, despreciar el alto nivel de autogobierno de Cataluña y las regiones más pobres de España y de buscar la balcanización de la Unión Europea rompiendo la UE en más de doscientas naciones.

En realidad la profesora Wind le quitó a Puigdemont parte de su máscara e impostura democrática. Y lo ha dejado con un mal sabor de boca porque Puigdemont estaba acostumbrado a los monólogos y en esta ocasión se ha encontrado con preguntas que no le gustaron. Hasta el punto que, después de sacar de paseo el fantasma del franquismo, acabó descalificando a la profesora para decirle, con descortesía, que ella no sabía mucho de España.

Ahora bien, el político catalán sigue con su propaganda internacional. Pero si con su viaje a Dinamarca Puigdemont pretendía burlar a la Justicia española favoreciendo su investidura con derecho al ‘voto delegado’ si lo detenían se ha vuelto a equivocar. Y ello una vez que el juez Pablo Llarena del Tribunal Supremo desechó la imprudente petición de la fiscalía de relanzar otra vez la euroorden para detener en Dinamarca a semejante botarate político.

Al que se le está acabando su aventura de prófugo famoso y su pretensión de volver a ser presidente de Cataluña. Algo que empieza a cansar a sus compañeros y sus aliados, tanto de ERC como del PDeCAT. Y algo que de momento todavía no acaba de entender el nuevo presidente del Parlament, Roger Torrent, el que parece no entender que fuera de la Ley, y Puigdemont está fuera de la Ley, no tiene nada que hacer.

Por ello y aunque lo pidieran PDeCAT y ERC Torrent nunca debió proponer como candidato a presidente de la Generalitat a un Puigdemont huido de la Justicia. Y ¿de verdad espera Torrent que lo reciba el Presidente Rajoy para hablar sobre la investidura del delincuente Puigdemont?

Ahora bien si Torrent continúa por ese camino e intenta investir por la vía telemática a Puigdemont como presidente de la Generalitat de Cataluña no logrará que eso ocurra, porque el Gobierno de España mantendrá el artículo 155 y seguirá al frente del gobierno catalán. Además Torrent corre el riesgo de acabar imputado, como Forcadell, si el Tribunal Constitucional echa por tierra las maniobras con las que se pretende burlar de nuevo la legalidad.

En cuanto a la última propuesta de Puigdemont de celebrar un referéndum en toda España sobre Cataluña conviene advertir que esa es otra trampa con la que los secesionistas pretenden legalizar un referéndum catalán una vez que ellos solo contarían los votos de Cataluña para desentenderse de todos los demás.