Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Un buen acuerdo de Brexit

may_juncker4

Buenas noticias de Europa y muy bien acogidas en los mercados y en la escena internacional, España incluida. El Gobierno británico y la Comisión Europea han llegado a un acuerdo final para culminar la salida del Reino Unido de la UE a partir del año 2019. Así lo han comunicado la premier inglesa Theresa May y el Presidente de la Comisión Jean Claude Juncker mostrando ambos su natural satisfacción.

La base del acuerdo tiene tres partes cruciales: la económica, donde el Reino Unido se compromete a mantener su aportación económica actual hasta el año 2020 y a pagar una factura a Bruselas de entre 40.000 y 45.000 millones de euros; la social, donde ambas partes mantienen, como hasta ahora, la misma situación de los ingleses residentes en la UE; y del resto de los europeos residentes en el Reino Unido; y la territorial, porque el caso de las fronteras de las dos Irlandas (República de Irlanda e Irlanda del Norte) se mantiene la apertura de sus fronteras y el mercado común entre las dos.

Naturalmente queda por ver cómo quedará el comercio entre Gran Bretaña y la UE, una vez que se produzca la separación. Londres pretende lograr una zona de libre cambio especial, pero eso no parece tan sencillo como ellos lo pretenden y será objeto de una segunda negociación. Parece claro que Londres podrá estar dentro del mercado único de la UE (como Noruega), pero todas las normas y regulaciones de ese mercado las fijará Bruselas y los ingleses no tendrán nada que opinar ni que oponer.

La valoración política del acuerdo hallado entre Juncker y May se basa en dejar las cosas como estaban en los temas más difíciles, como los relativos a las dos Irlandas y los residentes británicos y de la UE. Ello permite a May cumplir con el mandato de ruptura del referéndum y a la UE avanzar en pos de una integración política, de defensa y económica más intensa, lo que no era posible antes porque Londres se oponía a mayor pérdida de soberanía.

De esta manera cada parte seguirá su camino y todo apunta a que saldrá ganando la UE porque en el mundo global en el que vivimos el tamaño sí que importa en los ámbitos político, diplomático, económico y social. Y el tamaño del Reino Unido no es en nada comparable al de la UE. La Unión que sin duda ha salido ganadora de la negociación.

Sobre el autor de esta publicación