Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Europa con España y contra Puigdemont

636441273655533843w

El Consejo de Ministros aprobará hoy la aplicación del artículo 155 de la Constitución para poner punto final al golpe de Estado catalán y restaurar en la Comunidad Autónoma de Cataluña el orden constitucional. Y lo hará el Gobierno de España con el apoyo de los principales partidos que están en el marco constitucional y con la Democracia como son el PP, PSOE y C’s.

Y también con la firme solidaridad de la Unión Europea cómo se apreció ayer durante la entrega de los Premios Princesa de Asturias en Oviedo donde los presidentes del Consejo, la Comisión y el Parlamento de la UE, Juncker, Tursk y Tajani recibieron el galardón de la Concordia y pusieron en sus discursos el acento en la unidad, la Democracia y el Estado de Derecho, como pilares fundamentales de Europa y en clara alusión la desafío de los golpistas catalanes.

A los que denunció y señaló de manera directa y clara el Presidente del Parlamento Europeo, el Italiano Antonio Tajani, que criticó los egoísmos insolidarios de los ‘nacionalistas y populistas que quieren separarnos’.

Lo que constituye una nueva advertencia al presidente Puigdemont que está completamente aislado en Europa, en contra de lo que ellos pregonaban. Y que ha resultado ser tan falso como cuando aseguraban que las empresas y bancos catalanes no abandonarían su territorio y ya son más de mil los que se han marchado y otros tantos lo harán en los próximos días.

El artículo 155 se activará este sábado y el Senado lo aprobará el viernes 27 para que entre inmediatamente en vigor y el Gobierno intervenga una parte de las funciones de la Generalitat -la Autonomía no será suspendida- como las Finanzas, los Mossos, TV3, la acción exterior y otros departamentos, así como el Parlament. Y todo ello se hará mientras se prepara la convocatoria de elecciones autonómicas en Cataluña para los primeros meses de 2018.

Y todo esto deberá ir acompañado de importantes decisiones del Tribunal Constitucional y de la Justicia ordinaria y de la aplicación de otras leyes y preceptos que servirán para apartar al actual gobierno de la Generalitat de las instituciones catalanas que ellos han violentado al quebrar el respeto a la legalidad, el Estatuto y la Constitución.

Se acaba pues la inútil y grotesca escapada hacia ninguna parte de este demencial y ridículo Puigdemont. Al que solo le queda como única salida el renunciar a la declaración de la independencia de Cataluña y regresar a la legalidad, convocando a la vez las elecciones autonómicas si no quiere que la maquinaria del Estado lo saque a él y a su gobierno de manera explícita y definitiva de la Generalitat y camino de los tribunales de Justicia donde ya están imputados por desobediencia, prevaricación y malversación, delitos a los que se añadiría el de secesión.

Parece que esta vez el Gobierno de Rajoy va en serio y que se cuide mucho de no levantar el pie del acelerador con falsas ofertas de diálogo o cualquier componenda porque una vez activado el artículo 155 en ningún momento se puede suspender hasta que no se haya restaurado de una manera palpable y clara el orden constitucional.

Porque a estas alturas de la crisis catalana peor que el golpismo, al que se puede derrotar, sería crear una situación de bloqueo y confusión en España y ante Europa y mientras se derrumba el entramado económico y social catalán.

Sobre el autor de esta publicación