La Generalitat rectifica sus mentiras sobre los atentados

Hay mucha sensibilidad y emoción en los ciudadanos de Cataluña y de manera especial entre las víctimas de los atentados terroristas de los días 17 y 18 de agosto en la Rambla de Barcelona y Cambrils, y por lo tanto la investigación sobre lo ocurrido y de los que solo son únicos responsables los miembros del comando yihadista de Ripoll debe ser tratada con mucho cuidado y respeto a las víctimas.

Pero dicho esto tenemos que subrayar los graves errores cometidos y las mentiras de la Generalitat de Cataluña y los Mossos de Escuadra durante la prevención e investigación de los atentados.

Máxime cuando se confirma, y así lo ha reconocido la Generalitat, que el Centro Nacional de Contraterrorismo de EEUU envió a los Mossos el pasado 25 de mayo (como lo ha desvelado El Periódico de Cataluña) un comunicado en el que se advertiría del posible ataque del ISIS en Barcelona y ‘específicamente en la vía de la Rambla’.

Una información que publicó el citado diario el pasado 17 de agosto tras el atentado, citando fuentes de la Generalitat, y aludiendo a la CIA, agencia que se integra en el citado Centro Nacional Contraterrorista de EEUU, y que fue intencionadamente desmentida por Puigdemont, por su consejero de Interior Forn y por el mayor de los Mossos Trapero.

Los tres mentirosos que ahora han tenido que rectificar y reconocer que los Mossos recibieron el aviso de los americanos y que han puesto como excusa de sus mentiras y falta de reacción el argumento de que el texto en cuestión no era de la CIA sino del citado organismo superior de inteligencia americana en el que se integra la CIA.

Una pobre y lamentable excusa que ha servido a Forn y a Trapero para lanzar un ataque desesperado a El Periódico de Cataluña, al que acusan de manipular el texto de la inteligencia americana –que el diario no ha querido publicar íntegro para no dañar a sus fuentes de la Generalitat- y de lanzar una campaña de desprestigio contra los Mossos.

Asimismo Forn y Trapero se escudan en que ni tanto ellos ni tampoco los servicios de información del Estado, que también recibieron dicho aviso de la inteligencia americana, dieron credibilidad al mismo y que por eso los Mossos no tomaron medidas preventivas lo que sin duda hay sido un grave error.

El que se suma a otros de los Mossos como fueron: la fallida, el 16 de agosto, investigación de la explosión de la casa de Alcanar (18 horas antes del ataque a la Rambla) que era la guarida del comando de Ripoll y donde no permitieron la entrada de la Guardia Civil diciendo que se trataba de una sola explosión de gas, a pesar de la advertencia que les hizo la juez que se personó en la casa donde fue detenido un miembro del comando al que los Mossos no interrogaron hasta después de los atentados.

De igual manera Los Mossos desoyeron a la policía de Bélgica que dos meses antes del ataque de los terroristas les pidió que investigaran al imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, que resultó ser el jefe e inductor del comando terrorista. Y los Mossos no aceptaron el aviso del ministerio de Interior de diciembre de 2016 en el que se pedían a las autoridades catalanas que instalaran maceteros y bolardos en lugares turísticos para evitar atentados terroristas en similares a los de Niza y Berlín.

Está muy claro que El Periódico de Cataluña ha dicho la verdad y que Puigdemont, Forn y Trapero han mentido sobre el citado aviso de la inteligencia de EEUU donde se señalaba ‘específicamente la vía de la Rambla’, como lamentablemente ocurrió después. De igual manera la Generalitat y los Mossos fallaron en la prevención e investigación de los atentados tras el aviso de EEUU, Bélgica y el ministerio de Interior

En cuanto a la no credibilidad que al mensaje del 25 de mayo dieron la Generalitat como el Gobierno de Rajoy es algo que se debe aclarar, por mas que ambas partes intenten evitar que la polémica interfiera en el anunciado desafío catalán al Estado que está al llegar.