Maduro teme el bloqueo al petróleo de Venezuela

La detención por los servicios de inteligencia del presidente Maduro de los líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma, que estaban en arresto domiciliario desde el pasado 8 de julio y con el falso argumento de que planeaban fugarse, es un nuevo gesto de represión pero también de debilidad de Maduro ante la creciente presión de la Oposición venezolana y el cerco diplomático, político y económico internacional que se estrecha sobre Venezuela.

Y que puede acabar estrangulando la economía de este país si como ya se ha insinuado desde Estados Unidos se plantea un bloqueo a la compra de petróleo de ese país por parte de las naciones democráticas, lo que tendría efectos demoledores en la economía venezolana y en sus exportaciones de petróleo. Un negocio en torno al cual está organizado el mayor centro de la corrupción oficial de ese país, y del que sobre todo dependen sus ingresos de divisas (en dólares) y en consecuencia el coste de sus importaciones.

De momento las sanciones diplomáticas y económicas contra el régimen de Maduro son de escasa importancia aunque van en aumento. Pero la clave de esta crisis y la palanca que puede provocar un vuelco decisivo está en el petróleo. Y si USA, España y otras más naciones europeas y americanas se plantan y cortan las compras de crudo a Venezuela el régimen caerá en la ruina.

Aunque un paso de esas dimensiones afectaría al mercado internacional del petróleo y puede que a los precios del crudo al menos durante unos meses e incluso años. Como puede que Maduro intente vengarse de los países que participen en el bloqueo petrolero de Venezuela con represalias directas y nacionalizaciones de empresas y entidades financieras internacionales que están presentes en ese país.

Motivos todos ellos por los que las empresas y bancos españoles que tienen  intereses e inversiones en Venezuela deben de estar muy atentos y prevenir desde ahora los posibles daños mientras dura esta difícil situación. La que  de momento continuará así por un tiempo indefinido sin que nadie adivine cómo continuará y menos aún cuál será su desenlace.

Aunque vista la cabalgada ciega de Maduro hacia el enfrentamiento total cabe presumir que su golpe de Estado continuará hasta que llegue otro golpe de Estado, lo que el bloqueo del petróleo y de la economía de este país podría provocar.