Patriotas sin complejos y el ‘frente de izquierdas’

Como preámbulo del encuentro que hoy celebran Pablo Iglesias y Pedro Sánchez en pos de articular un ‘frente de izquierdas’ contra el PP, Íñigo Errejón ha dicho en una entrevista del diario El País que ‘ya es hora de reivindicar desde posiciones progresistas y democráticas una España fuerte y un patriotismo desacomplejado’.

A pesar de haber sido purgado y marginado en Podemos con métodos no democráticos ni progresistas por su compañero del alma Pablo Iglesias, Errejón sigue siendo un activo importante del partido y el portavoz de otra manera de hacer y decir las cosas con dosis de realismo hacia afuera pero acatando hacia adentro el modelo autocrático y autoritario de Iglesias que, en definitiva, es el que Podemos pretende implantar en España y que poco tiene que ver con el patriotismo, el progresismo y la democracia.

Con sus palabras Errejón intenta blanquear la fachada de Podemos en la víspera del encuentro bilateral que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez celebran hoy para articular un ‘frente de izquierdas’ contra el Gobierno de Mariano Rajoy. Un frente que, se quiera o no, ha quedado plasmado en el pacto de gobierno hallado entre PSOE y Podemos en Castilla La Mancha.

Y un frente o un hábitat donde el pez chico (Podemos) pretende comerse al grande (PSOE) con su discurso impostado de progresismo y democracia y la obsesión casi enfermiza de Sánchez contra Rajoy. Presidente del Gobierno que está en la Moncloa porque Iglesias votó en contra de la investidura de Sánchez, y porque el PSOE se abstuvo en la investidura de Rajoy.

Y después de estos episodios ahora se acuerdan Sánchez e Iglesias que hay que echar a Rajoy del poder como si ambos dos caídos de un guindo,  acabarán de descubrir los muchos ‘pecados’ -que los tiene- del líder del PP. Un Rajoy que, por cierto, mantiene una buena y muy discreta relación con Iglesias como se aprecia en el hecho notable de que La Sexta TV esté al servicio de Podemos para romper la izquierda. Lo que, a fin de cuentas, es un magnífico regalo de Rajoy a Iglesias a través del Grupo Planeta, La Razón y Atresmedia.

Y ese pacto entre ‘diablos’ de Iglesias y Rajoy es ejemplo del ‘patriotismo desacomplejado’ del que habla Errejón o del ‘todo por conseguir el poder’, mientras los de Podemos en Euskadi se disfrazan de Bildu, en Cataluña de ERC y en la política internacional de Maduro. Y todo ello sin complejos y en convencimiento de que nada de eso importunara a Sánchez porque el odio que el socialista destila contra Rajoy no le deja ver los árboles y el verdadero rostro de Podemos.

En cuanto a Errejón conviene recordarle que soberanía y nación son la misma cosa, que la autodeterminación para la atomización de las naciones en pequeños Estados (los taifas) no existe en las más importantes naciones democráticas del mundo y además no es nada progresista y menos en el imparable mundo global donde vivimos. La izquierda siempre estuvo a favor de ‘la internacionalización’.

Y en democracia lo primordial es la separación de los poderes del Estado, Legislativo, Judicial y Ejecutivo y el respeto a la libertad de expresión y ce información, y todo esto es lo contrario de lo que pregona Iglesias. Y Bildu es el brazo político de la banda criminal de ETA, y el secesionismo catalán desprecia la democracia y no respeta la legalidad como ocurre en Venezuela con el régimen chavista de Maduro.  Y además y como escribió Samuel Johnson: ‘la patria suele ser el refugio de los canallas’. Sobre todo cuando se utiliza para ocultar las carencias democráticas y de libertad.