Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

El momento de Rivera y la mano de Rajoy

636298714342721140w

La última encuesta del CIS sobre la intención de voto dice que Ciudadanos es el único partido que sube respecto a las elecciones generales de junio de 2016 llegando al 15,9 % (+1,4), mientras que el PP baja al 31,5% (-1,8), el PSOE cae al 19,9% (-2,7) y Podemos desciende al 19,7% (-1,4). Sin duda una buena noticia para Albert Rivera y su partido que se suma a la victoria en Francia del centrista Emmanuel Macron.

Si a ello añadimos que la encuesta del CIS se hizo antes del estallido de la Operación Lezo, que ha llevado a la cárcel a Ignacio González y a parte de su banda criminal, y que las primarias del PSOE caminan hacia la fractura de este partido (Manuel Vals acaba de decir en Paris que el Partido Socialista francés 'está muerto') veremos qué las expectativas de C's pueden mejorar en los próximos meses.

De ahí la importancia de lo que en este momento político haga Rivera en dos cuestiones pendientes de la máxima importancia que no debe separar como son: los Presupuestos de 2017 que espera aprobar Rajoy; y la crisis institucional de la corrupción del PP donde están afectados y bajo sospechas el fiscal anti corrupción Moix (que mintió e intentó frenar a los fiscales que investigaban Lezo) y el secretario de Estado de Seguridad, Nieto, de quien un informe de la fiscalía afirma que fue muy grave su reciente encuentro con el hermano de González, Pablo González, al tiempo que no descarta que fuera Nieto quien avisara a I. González de que la policía lo investigaba.

Todo esto que debería conducir al cese fulminante de Moix y también de Nieto si se confirman las sospechas que lo afectan. Y son asuntos de la mayor gravedad sobre los que Rivera no se puede escabullir diciendo, como dijo ayer, que el problema está en el vigente sistema de nombramiento de fiscales por parte del Gobierno, lo que con cinismo negaba la vicepresidenta Soraya que es la mano que mece la cuna del ministro Catalá, quien a su vez mece las del fiscal Moix y la del Fiscal General, Maza.

En estas circunstancias, y cuando el rumboso Rajoy va regalando millones de los Presupuestos a los nacionalistas vascos y canarios para que le voten los Presupuestos de 2017, lo menos que puede hacer Rivera es exigirle a Rajoy el cese fulminante del fiscal Moix como condición 'sine qua non' para aprobar los Presupuestos y garantizarle la estabilidad durante los próximos 18 meses.

Y si C's no se planta ante semejante situación, que pone en evidencia su compromiso contra la corrupción cuando están implicadas de lleno las instituciones del Estado, entonces Rivera y su partido habrán dado un paso hacia atrás y perdido mucha credibilidad. Porque hay cuestiones que ahora no se pueden separar ni parcelar porque al fondo de ambas están las largas manos de Rajoy que son las que mecen todas las cunas de la corrupción.

Sobre el autor de esta publicación