Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Las malas artes de la Gestora favorecen a Sánchez

susana y gestora

El recuento final de los avales de los candidatos del PSOE a las primarias ha confirmado la victoria de Susana Díaz con 62.273 apoyos pero a solo 6.000 avales de Pedro Sánchez que logra 53.117 mientras Patxi López se queda en 10.866 avales y camino de una sonora derrota porque está claro que sus votantes le abandonaran en favor de Díaz o Sánchez. De ahí que este último haya pedido a López que se sume a su candidatura, cosa que el vasco ha rechazado.

Está situación favorece a Sánchez por más que Díaz insista en que va la primera en avales y acuse a Sánchez de conformarse con un segundo puesto. Pero lo cierto es que en el entorno de Susana se teme y con razón que parte de sus avalistas y de los de López se pasen a Sánchez a la hora de votar.

Lo que ocurrirá sin la vigilancia de la Gestora que ha jugado de manera descarada en favor de Díaz, hasta el punto de la insinuar -como lo hizo el manchego José María Barreda- que entre los avales de Sánchez había muchos trucados lo que resultado una falsedad.

Un juego sucio que finalmente puede favorecer a Sánchez. El que a buen seguro debió dimitir en junio de 2016 tras su segunda gran derrota electoral y que finalmente fue derribado de la secretaría general con malas artes de la vieja guardia felipista del PSOE y d otros poderes 'fácticos', económicos y mediáticos.

Pero ahora y a sabiendas que tanto el aparato del PSOE como los felipistas y los fácticos se volcarán a favor de la campaña de Díaz, la impresión general es que la mayoría de las bases están más cerca de Sánchez a la espera de las dos citas importantes que quedan: el debate entre los candidatos; y la votación final del día 21 de este mes de mayo.

Pase lo que pase y gane quien gane la fractura del PSOE en dos mitades parece inevitable como lo anunciaba con dramatismo en un artículo Juan Carlos Rodríguez Ibarra, pidiendo con cierto candor la retirada de los tres candidatos a las primarias y la formación de un bloque de unidad. Propuesta que llega muy tarde y no es realista, aunque Ibarra si advierte en su escrito que si Díaz pierde las primarias ello puede conducir a la pérdida del poder del PSOE en Andalucía.

Lo que parece absurdo en todo esto es que López siga en la carrera y no se haya retirado dando su apoyo a otro candidato, aunque lo justo sería que se fuera sin optar y devolviendo a su equipo y avalistas la libertad para escoger el campo que consideren más cercanos a sus posiciones en el PSOE.

El resultado de estas primarias es incierto se conocerá el día 21 y tendrá un importante impacto en la izquierda española donde Podemos sigue muy de cerca los acontecimientos del PSOE y en la política nacional donde parece claro que el PP espera la victoria de Susana Díaz como algo bueno para la estabilidad nacional.

Sobre el autor de esta publicación