Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Macron ganó el debate a Le Pen

La última a intervención de Marine Le Pen en el debate presidencial con Emmanuel Macron celebrado anoche en París sirvió para mostrar que ella había perdido claramente la porfía porque sus últimas palabras dirigidas a los franceses fueron confusas, desordenadas y sin una proclama concreta. Al contrario que Macron que apeló a la unidad de los franceses en una Europa fuerte -de la que Le Pen quiere sacar a Francia- ofreciendo reformas y un programa económico y social reformista y sostenible en cifras y en los Presupuestos.

Exactamente lo contrario de lo que hizo Le Pen que siempre buscó el cuerpo a cuerpo político y la descalificación de Macron como ex ministro de Hollande y con risotadas incluidas que fueron en aumento al final del debate, dando Le Pen con esos malos modales la impresión de que salía derrotada por el joven candidato del centro político francés. Lo que esperamos que así ocurra el próximo domingo con la victoria de Macron en las urnas por el bien de Francia y Europa, España ahí incluida.

Este debate presidencial entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen ha sido probablemente el más duro y antagónico de cuantos se han celebrado en Francia durante la V Republica, porque ambos candidatos han hablado de dos visiones irreconciliables de una Francia dividida, incluso en materia de lucha contra el terrorismo y en el que por primera vez se ha planteado por parte de Le Pen la salida inmediata de Francia de la Unión Europea y la ruptura del euro.

Visiones antagónicas en casi todas las políticas sometidas a debate en las que Macron más preciso y con propuestas concretas ha ofrecido un proyecto realista y reformista sobre todo en las cuestiones económicas y sociales. Mientras Le Pen ha abanderado una Francia nacionalista fuera de la UE y dueña de su soberanía para desarrollar una Europa de naciones. 'La Europa del futuro la va a liderar una mujer, o Merkel o yo' concluyó Le Pen, al tiempo que Macron reclamaba una Europa más fuerte y protectora de los países que la integran para garantizar una presencia fuerte en el mundo y la mejora de la economía y el empleo.

Naturalmente falta por ver el impacto del debate ante el conjunto de los franceses y en el caso de Le Pen si ha conseguido atraer a sus posiciones a buena parte de los abstencionistas y de los votantes de la derecha que en la primera vuelta electoral apoyaron a François Fillon.

Asimismo habrá que ver si los votantes de la derecha y la izquierda, incluso los más radicales de Melenchon quien ha pedido el voto en blanco, acaban apoyando a Macron como sería lógico para frenar a Le Pen. La que estuvo más contundente y precisa en su programa de lucha contra el terrorismo yihadista y acusó a Macron de estar apoyado por movimientos islamistas y ser el candidato de las grandes fortunas y empresas de Francia, mientras ella se presentaba como la candidata del pueblo francés.

A lo que Macron respondió diciendo que Le Pen era la candidata del odio y de la división de los franceses -llegó a hablar 'guerra civil' en la política- y de no tener propuestas concretas y sostenibles en los Presupuestos del Estado.

Europa fue el segundo gran campo de batalla donde Le Pen anunció que si gana haría en septiembre un referéndum para salir de la UE. Pero no supo explicar su plan para el euro, llegando a decir que Francia debía tener dos monedas, el franco y el euro, lo que Macron rechazó como inviable al tiempo que pedía una Europa más fuerte y con una reforma en el ámbito comercial.

Los dos candidatos fueron corteses con Donald Trump y Vladimir Putin y Le Pen dijo que el Brexit ya favorecía a los ingleses mientras Macron declaraba que Gran Bretaña nunca tuvo plenamente integrada en la UE.

El debate, pleno de interrupciones y mutuas acusaciones de mentiras, se le fue de las manos a los moderadores que a duras penas lograban imponer los temas pactados para la discusión. Aunque al final ambos candidatos se repartieron el tiempo de manera equilibrada y fue en el cierre donde Le Pen se desdibujó y Macron marcó la diferencia a su favor. Lo que ya veremos si lo confirman las urnas de este domingo tan esperado en Francia y Europa porque está en juego la supervivencia de la Unión.

Sobre el autor de esta publicación