Moción de censura o ‘circo’ de Podemos

La moción de censura que anuncia Podemos contra Rajoy tiene base política y social, vista de la grave situación institucional creada por el intento del Gobierno de frenar la investigación de la Operación Lezo.

Pero esta moción, que cuenta solo con Podemos, no va a prosperar por falta de apoyos y tiene tintes ‘oportunistas’, porque Iglesias la anunció a bombo y platillo sin previamente buscar pactos con el resto de fuerzas de la Oposición, como hubiera sido lógico, y sabiendo que el PSOE está sin líder y pendiente de sus primarias.

Así lo ha subrayado Susana Díaz al recordar el espectáculo que montó Iglesias, pidiendo antes de negociar, una vicepresidencia con mucho poder para apoyar a Pedro Sánchez en la investidura de marzo de 2016. Lo que finalmente no hizo y le ofreció a Rajoy la oportunidad de permanecer en el Gobierno, una vez que fue investido presidente con el apoyo de C’s y la abstención de una parte de los diputados del PSOE.

Lo mismo que Susana Díaz ha dicho el portavoz del PNV Aitor Esteban y el secretario general de Ciudadanos que calificó de espectáculo de circo esta iniciativa de Iglesias, rechazando la moción de censura. Sin embargo, si Podemos presenta la moción, ello obliga a Rajoy a entrar en un debate cara a cara con Iglesias sobre corrupción en vísperas de su declaración ante el juez sobre Gürtel, coloca en situación delicada a C’s y al PSOE (en beneficio de Pedro Sánchez), a los que Iglesias les ofrece pactar el nombre del candidato alternativo a Rajoy, quien podría convocar las elecciones anticipadas para esquivar la situación.

En el origen de esta situación están la organización criminal que lideró del expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, para el saqueo de las arcas públicas y las indecentes actuaciones del fiscal anti corrupción Manuel Moix (con bendición del Fiscal General, José Manuel Maza), para impedir registros a la banda de González y para retirar la acusación de la ‘organización criminal’ que le imputa el juez. Lo que se suma a sospechosas actuaciones de los ministros de Justicia e Interior, Rafael Catalá y Juan Ignacio Zoido, en favor de frenar la acción del juez Eloy Velasco y del fiscal Carlos Yáñez, al que Moix pretendió apartar de la investigación.

Es muy posible que Podemos se quede solo en la moción de censura y en consecuencia no prosperará. Pero su iniciativa, que visualizará la soledad de Podemos en el Congreso, dará protagonismo a Iglesias y no digamos si aparecen más casos corrupción o si Rajoy sale mal parado de su declaración ante el juez. En todo caso la situación de Rajoy es mala por lo ocurrido en Madrid y esto puede afectar a su empeño de aprobar los Presupuestos de 2017, lo que dañará la estabilidad del país en un tiempo en el que crece el desafío catalán.