Ponencia para Susana y contra Sánchez

Dijo Susana Díaz que presentaría su candidatura oficial a las primarias para la elección de la secretaría general del PSOE (este domingo 28 en Madrid) una vez que se conociera la Ponencia Política que la Gestora del partido ha elaborado para su debate en él próximo congreso del mes de junio y que se acaba de hacer pública con un mensaje progresista, moderado y digital en el que se incluyen fórmulas para recuperar el diálogo catalán.

Ponencia que Díaz seguramente conoce desde hace tiempo porque ha colaborado en su elaboración y muy probablemente es un traje de corte 'estadista' hecho a su medida para frenar el ímpetu de Pedro Sánchez. A quien la Gestora del partido pretende atar corto en su financiación para las primarias lo que él rechaza con el argumento de que esa cita aún no ha comenzado.

Estamos ante una ponencia moderada que en la cuestión catalana recupera una parte notoria del Estatuto que rectificó el Tribunal Constitucional aunque sin mencionar la palabra 'nación' (Sánchez ya habla de 'plurinacionalidades'). Pero a sabiendas el PSOE de que esas modificaciones que necesitan una reforma constitucional son un 'brindis al sol' porque al día de hoy PP y C's no las van a permitir y veremos qué ocurre con su pretendida Ley de Lenguas.

El PSOE juega pues en esto de cara a la galería catalana para reconciliarse con el PSC y recuperar votos catalanes ahora que crecen las expectativas del nuevo partido catalán de Ada Colau donde se han integrado Podemos e ICV. En todo caso anunciar más concesiones al nacionalismo catalán ahora que están fuera de la legalidad puede ser un error.

Más frontal parece la pretensión de la Ponencia Política para derogar la reforma laboral del gobierno de Rajoy, cuando antes solo hablaban de su reforma, pero Sánchez les obliga a ir más lejos. En esto y otras cuestiones como el añadido que el PSOE pretende hacer a la reforma del artículo 135 de la Constitución que impulsó Zapatero para ampliar la actual 'estabilidad presupuestaria' con una 'estabilidad social'. Lo que se une a la petición de más inversiones públicas y ayudas sociales, flexibilidad en la convergencia fiscal con la UE y mejoras salariales, de vivienda, etc.

En realidad la Ponencia no aporta nada especial que no se haya dicho antes o se haya debatido en el PSOE. Tan solo en el campo institucional ofrecen una reforma Constitucional -además de otras ya anunciadas tiempo atrás- para mejorar el proceso de investidura del Presidente del Gobierno pero sin proponer una fórmula concreta.

La Ponencia Política del PSOE es un documento serio y razonable visto desde sus posiciones socialdemócratas sin concesiones populistas para competir con Podemos pero con una clara carga social. Y también con la novedad de un amplio capítulo dedicado a la tecnología digital para atraer a los jóvenes votantes que se fueron a Podemos y a los que el PSOE pretende recuperar.