Europa esperando a Francia

François Hollande ya tiene hechas las maletas en el palacio de El Eliseo tras su renuncia a un nuevo turno en el nombre de Partido Socialista Francés que finalmente será representado en los próximos comicios presidenciales por el ex ministro Benoit Hamon quien ha derrotado en primarias a Manuel Vals que partía como favorito en el PSF.

Hollande se va, Teresa May está de retirada con el Brexit, Italia camina hacia nuevas elecciones, en España Mariano Rajoy sobrevive a duras penas con su ‘mayoría minoritaria’ en el Parlamento y en Alemania, pendiente también de elecciones en el otoño, permanece Angela Merkel al frente de su país y de Europa bajo la tempestad que lidera Donald Trump y el creciente desafío de Vladimir Putin.

Una pinza contra una UE debilitada por la salida del Reino Unido que puede hacer que Gran Bretaña se arrepienta del Brexit y rectifique con un nuevo referéndum si la embestida del eje Washington-Moscú se consolida y el recorte de derechos civiles, libertades y principios democráticos se agudiza en USA (en Rusia no existen) y amenazan la estabilidad internacional.

Lo ocurrido en las fronteras de EE.UU. contra los refugiados y ciudadanos musulmanes ha recibido el rechazo frontal de Merkel y algo más tibio de May, pero en Gran Bretaña se han levantado muchas protestas e incluso el líder laborista Corbyn ha pedido que Trump no entre en el país hasta que no cambie esas políticas.

En Francia Hollande se ha sumado a Merkel pero su país vive una incierta carrera a la presidencia. Máxime tras el escándalo que rodea al candidato conservador François Fillon que está siendo investigado por haber colocado en la Asamblea Francesa a su mujer Penélope y a sus hijos como asesores (lo que es legal) con sueldo pero ¡sin trabajar!

De momento Fillon resiste pero si es imputado podría desaparecer del cártel conservador y facilitar en primera vuelta electoral la victoria de la extremista Marine Le Pen (que también tiene problemas de asesores en el Parlamento Europeo), e incluso abrirle la puerta del Elíseo a un inesperado candidato socialista como Hamon.

Al fondo de todo ello Europa y la necesidad de un liderazgo democrático y fuerte para relanzar la Unión y hacer frente a la disparatada presidencia de Donald Trump.