CIS: Podemos hunde al PSOE

Los pésimos resultados que le esperan al PSOE en las elecciones del 26-J si se confirma el pronóstico de la encuesta del CIS -y de las otras ya publicadas- se veían venir desde que Pedro Sánchez decidió someterse inútilmente a la investidura el pasado 4 de marzo en el Congreso de los Diputados. Una trampa mortal que le tendió Pablo Iglesias para con ello provocar el adelanto electoral porque Podemos tenía bajo cuerda el pacto con IU para ir juntos a las elecciones. Sánchez no vio la jugada y nunca debió meterse ni en la investidura ni nuevas elecciones para impedir este ‘sorpasso’ de Podemos al menos hasta 2019.

Y vista la debilidad de las expectativas del PP todo apunta a que Rajoy no debió empeñarse en ser candidato en los comicios del 26-J sino mas bien haber dejado a otro dirigente de su partido afrontar el desafío lo que sin duda habría beneficiado al PP. Pero Rajoy y Sánchez son como dos adversarios enconados y ciegos a los que irremediablemente les llega la hora de la verdad y en ella incluido el presente y futuro de sus carreras políticas. En el caso de Sánchez con mas motivo por el enorme riesgo que incluye y el enorme daño que, su incapacidad política y sus graves errores, le pueden causar al PSOE.

La macro encuesta electoral del CIS (mas de 17.000 entrevistas) nos cuenta que el PP ganará las elecciones del 26-J con el 29,2 % de los votos y entre 117-121 escaños. Les sigue Unidos Podemos (25,6 %) y 88-90 diputados, en tercer lugar está el PSOE (20,2%) 79-82 escaños, mientras C’s (14,6 %) ocupa el cuarto con 38-39 diputados.

La encuesta sin embargo aporta matices importantes entre los que destaca un 32 % de indecisos que podrían provocar un vuelco de última hora el 26-J. Indecisos de los que un 10 % se debate entre el PP y C’s y un 9 % entre PP y PSOE. Lo que da al sondeo del CIS un sesgo provisional -en línea con los sondeos publicados por El País, El Mundo y La Sexta TV- y anuncia que la campaña electoral que hoy comienza puede ser decisiva para todos.

Existen otros matices destacados como los siguientes: PP y C’s suben un 0,5 % y un 0,7 %, respectivamente con respecto a los comicios del 20-D pero los dos podrían perder escaños: el PP entre 2 y 5 y C’s 1 ó 2. Ello se debe al impacto que la Ley D’ont tendrá en el reparto de varios escaños cuando son tres –y no dos como en el bipartidismo- los que se reparten los últimos escaños en varias provincias.

Sin embargo la gran noticia de la encuesta del CIS es la confirmación del ‘sorpasso’ de Podemos sobre el PSOE como la consecuencia de la unidad electoral sellada entre Podemos e IU, y también por la caída del 0,8 % del PSOE respecto a las elecciones del 20-D. Sorpasso no solo en votos de 4,4 puntos e diferencia a favor de Podemos, sino también en escaños porque Podemos e IU lograrían 88-90 y el PSOE se quedaría en 79-82, lo que sería un resultado catastrófico nunca visto en el PSOE, el final del liderazgo de Pedro Sánchez y el principio de la refundación de un nuevo Partido Socialista.

En cuanto a las posibles coaliciones de Gobierno que podrían salir de los comicios del 26-J si se confirmara la encuesta del CIS solo hay dos: un gobierno PP-PSOE presidido por Rajoy (u otro dirigente del PP); y gobierno de Podemos-PSOE presidido ¡por Pablo Iglesias! Ciudadanos podría unirse al pacto PP-PSOE, dado que siempre rechazó acuerdos con Podemos.

Los que nos conduce a pensar que estas elecciones serán inútiles en lo que a la gobernabilidad se refiere porque se repite la situación del 20-D y además especialmente peligrosas para el PSOE porque el autor de esta repetición electoral que no es otro que Pedro Sánchez, le ha dado a Podemos la gran oportunidad de liderar la izquierda y de optar a esa presidencia del Gobierno con la que soñaba Sánchez y nunca tendrá.