La Bomba ‘H’ de Kim Jong-un

Lo que nos faltaba, ahora resulta que los ‘magos’ de Oriente le han traído una bomba atómica con la ‘H’ de hidrógeno a ese niñato malo y perverso que lidera Corea del Norte y que se llama Kim Jong-un. Eso es al menos de lo que presume el gobierno de Pyongyang después de que se hiciera notar en el norte de este país un espectacular temblor de la tierra que los expertos calificaron de controlada explosión nuclear.

Desde la ONU el secretario general, otro coreano pero del sur, Ban Ki-moon, se ha apresurado a anunciar importantes sanciones contra los que son los vecinos del norte de su país. A los que acusa de violar las mas elementales reglas del control nuclear que el lunático Kim Jong-un ha despreciado olímpicamente para presumir que su país ya está en el club de las naciones con armamento nuclear.

Y así tenemos abierta entre los expertos en la materia de armamento nuclear y entre los gobiernos de las primeras potencias mundiales la polémica sobre si Corea del Norte tiene de verdad la Bomba H, o si está jugando de farol.

Los Estados Unidos de momento dudan, pero el temblor registrado en Corea del Norte hizo temblar también los mercados internacionales, que no cesan de sumar síntomas de alarma y de inestabilidad política en los albores de 2016.

Mientras tanto algunos analistas mas pesimistas que los portavoces de la Casa Blanca advierten que el mundo está ahora menos seguro y que si es cierto que Corea del Norte tiene la Bomba H ese será un peligro añadido con el que hay que contar. Sin descartar el riesgo de que esa demoledora arma nuclear pueda llegar a otros países aliados de Corea, u organizaciones del terrorismo internacional como podrían serlo el gobierno de Irán o los grupos terroristas de Siria, Irak y Afganistán.

Habrá que esperar unas semanas o unos meses para comprobar hasta que punto es cierto el anuncio nuclear hecho público en Pyongyang, pero de momento la noticia ha corrido como un reguero de pólvora en las cancillerías y organismos de estrategia militar de todo el mundo. No en vano el joven y despótico presidente de Corea del Norte ya advirtió públicamente a Estados Unidos que podría desencadenar una guerra nuclear.

Una amenaza que nadie hasta ahora se ha tomado en serio pero que en este momento se empieza a estudiar con la mayor precaución, visto el violento liderazgo que adorna el historial del joven Kim Jong-un, quien ya acumula sobre sus espaldas un reguero de crímenes de dirigentes y altos cargos de su país, e incluso de sus familiares mas cercanos.

Y si esto hace ese lunático coreano en su entorno mas íntimo que no será capaz de hacer fuera de su territorio, si de verdad cuenta con la Bomba H y misiles capaces de transportarla y de hacerla explotar. De manera que mucho cuidado con esta amenaza fantasma no vaya a ser que se convierta en una realidad.