La campaña tensa y la encuesta del CIS

Máxima tensión en Cataluña al inicio de la campaña electoral para las elecciones autonómicas/plebiscitarias del 27-S, de cuyos resultados no se esperan grandes novedades con respecto a los anteriores comicios catalanes de 2012. De hecho la última encuesta del CIS nos dice que los independentistas, CDC, ERC y CUP, sumarán en esta ocasión 68 ó 69 escaños que son mayoría absoluta (CDC y ERC 60-61 y CUP 8) y el 44% de los votos, lo que constituye un retroceso de los secesionistas que en 2012 obtuvieron el 47,6 % de votos y 74 escaños.

Lo único que ha cambiado en este tiempo de desafío ha sido la deriva independentista de Artur Mas. El que en 2012 con CiU logró 50 escaños (en 2010 obtuvo 62). En estas elecciones Mas y CDC se quedarán en 34 escaños un vez que se repartan los diputados de su candidatura ‘Juntos por el sí’ con ERC y los candidatos independientes. Mas perdería ¡16 escaños!, más del 30 % con respecto a 2012 y podría formar gobierno en coalición con ERC y los anti sistema de CUP (que no quieren a Mas de presidente), lo que sería un caos absoluto para CDC y Cataluña.

Pero no se alarmen. Cataluña no será independiente y los secesionistas no osarán romper la legalidad. El propio Mas ahora ya no dice que va a declarar la independencia de Cataluña sino que desea abrir una etapa de negociación con el Estado (sic) lo que es imposible si es para hablar de la secesión catalana.

Lo único que podrían lograr los independentistas es una mejora fiscal -como la anunciada por el ministro Margallo- y de sus competencias autonómicas si hay reforma de la Constitución. Pero de esas posibles mejoras nunca se iba a beneficiar un gobierno presidido por Mas con ERC y CUP.

Las elecciones, por otra parte, van a servir para aclarar el nivel de los apoyos o votos independentistas. El CIS les otorga el 44 % del total de los votantes, lo que no significa que sea el 44% del censo y menos aún del conjunto de los ciudadanos de Cataluña, y esa cifra es insuficiente para decir que hay una mayoría de independentistas catalanes, dado que el 46% serían españolistas.

En cuanto al resto de la encuesta del CIS destaca que Ciudadanos es la segunda fuerza más votada con el 14,8 % de votos y 19-20 escaños, por delante de ‘Si es pot’ (Podemos más ICV) que se sitúan en el 13,9 % con 18-19 escaños, y del PSC, que se queda en el 12,2 % y 16-17 escaños. Mientras, el PP cae hasta el 9,4% de votos y 12-13 escaños, lo que sin duda es un pésimo resultado del partido de Rajoy que según Albiol va a mejorar a lo largo de la campaña hasta alcanzar los 16 escaños pero sin llegar a los 19 lograron en 2012. Por último la CUP logra el 5,9% de votos y 8 escaños mejorando su anterior posición de 3 diputados. Y el partido Unió, de Duran i Lleida, casi desaparece con solo un 1% de los votos y 0 escaños.

Y si éstos son los mimbres a ver quién logra un gobierno estable en Cataluña. Los independentistas podrían pero a palos entre ellos por causa de sus profundas diferencias ideológicas. Los españolistas de Ciudadanos, PSC y PP apenas suman 50 escaños. Y la izquierda del total de Cataluña podría llegar a la mayoría absoluta de 68 escaños si el PSC se suma a un gobierno presidido por ERC y con presencia de CUP y Podemos, lo que tampoco parece factible, salvo que el PSC pretenda hundir al PSOE en las elecciones generales de diciembre.

O sea, inestabilidad política, fractura social, caída importante de Mas y de su partido y bajada notable del PP, que podría tener efectos de cara a las elecciones generales y en beneficio de Ciudadanos, lo que también puede ocurrir a favor de Podemos frente al PSOE si el PSC queda detrás de ‘Si es pot’, la lista de Podemos. Naturalmente con estos datos Mas y su partido quedarían muy debilitados y si finalmente no lograran esa mayoría absoluta y ajustada que les ofrece la encuesta del CIS el 27-S sería la fecha de su caducidad política y del desafío catalán.