Rajoy y Merkel hablan de Cataluña

Aunque el problema de los refugiados y la inmigración en el territorio de la UE es el tema central y más urgente del encuentro entre Ángela Merkel y Mariano Rajoy en un palacete -residencia de invitados- de las afueras de Berlín, todo apunta a que ambos gobernantes también van a hablar de la situación política y económica de la UE tras la crisis y el tercer rescate de Grecia, y ahí incluida la recuperación económica de España y sus compromisos con el objetivo de déficit de 2015 que está fijado en el 2,9 % del PIB y que a finales de julio llegaba al 2,4 % según las últimas cifras hechas públicas ayer en Madrid.

Por supuesto cuestiones relativas al horizonte de inestabilidad en la política española, empezando por el caso de Cataluña y siguiendo por las expectativas de las elecciones generales españolas de diciembre, estará en las conversaciones que Merkel y Rajoy mantendrán en estos dos días de diálogo que acabarán hoy en una rueda de prensa conjunta en la que se probablemente Merkel dirá algo a propósito de Cataluña y sobre los territorios europeos de la UE que quieren independizarse de sus Estados y permanecer, como si nada hubiera pasado, en el seno de la UE.

Si Merkel es clara y directa y confirma las afirmaciones que ya hicieron otros portavoces de la UE, la Comisión ahí incluida, diciendo que en el caso de que Cataluña se independice de España quedará fuera de la UE y del euro, sus palabras retumbarán en el preámbulo de la campaña electoral catalana. Y además serán el inicio de declaraciones similares de otros primeros gobernantes de la UE, lo que ayudará a desmontar las mentiras y ambigüedades de los dirigentes de Convergencia y ERC que continúan diciendo que esa posibilidad de la salida de Cataluña de la Unión Europea no es real y que a lo más será un problema temporal.

En relación con el problema de la inmigración y el deseo de Merkel de que España acepte una cuota proporcional –a sus habitantes y riqueza- de los inmigrantes y refugiados que están llegando a Europa, a lo que se resiste Rajoy aludiendo a la alta tasa de paro española, todo apunta a que Rajoy finalmente aceptará las propuestas que pronto ofrecerán París y Berlín a sus socios de la UE. El PSOE ayer mismo propuso que España acoja a 4.000 refugiados.
En relación con el horizonte de inestabilidad política en España tras los comicios generales del próximo mes de diciembre, Rajoy habrá dicho a Merkel que el PP ganará las elecciones y que necesitará de pactos con otras fuerzas políticas para gobernar. Y le habrá explicado a la canciller del riesgo de un pacto de gobierno entre el PSOE y Podemos, lo que en su opinión pondría en peligro la recuperación económica de España y los objetivos de déficit que tenemos acordados con la UE.

Y a buen seguro que en esa conversación podrá salir la cuestión de la ‘gran coalición’ entre el PSOE y el PP, al estilo de la que ahora gobierna Alemania entre conservadores y socialdemócratas. Entre otras cosas porque todo apunta a que el PP no logrará sumar una mayoría incluso si pacta con Ciudadanos, y lo mismo le ocurrirá al PSOE en caso de un pacto con Podemos.

Naturalmente de esta última cuestión Merkel no dirá gran cosa o nada si es que alguien le pregunta por ello. Pero cabe esperar que si hable de Cataluña y con la mayor claridad.