'Las cuentas y los cuentos de la independencia'

Bajo este título de ‘Las cuentas y los cuentos de la independencia’ de Cataluña, Josep Borrell y Joan Llorach han escrito un ensayo, que llega el próximo día 3 a las librerías editado por ‘Catarata’, y que constituye un alegato implacable contra los argumentos que usan los defensores de la secesión.

Se trata de un trabajo minucioso, documentado, y esclarecedor que desmonta, uno por uno, los argumentos, datos y discursos que a favor de la independencia de Cataluña y sin decir verdad han expuesto en los últimos años y meses Artur Mas y Oriol Junqueras. Los promotores de la candidatura ‘Juntos por el sí’ con la que confían triunfar en las elecciones del próximo 27-N para proclamar, al margen de la legalidad y de una mayoría de catalanes, la independencia de Cataluña, si logran la mitad más uno de los escaños en la sede del parlamento catalán.

'Las mentiras tienen las patas muy cortas' reza un dicho popular, pero esta vez en Cataluña han ido demasiado lejos, quizás por culpa de la desidia o del desistimiento político, institucional y cultural español, ahí incluido el catalán, que ha permitido semejante desvarío. El que, con falsedades y agresivo victimismo, ya ha provocado daños y fracturas en España y en el seno de la sociedad catalana.

Y todo ello organizado bajo el paraguas del sentimiento identitario y sentimental de muchos catalanes pero subido a una legión de mentiras y burdas manipulaciones que van desde el ‘España nos roba’ sobre el pretendido déficit fiscal de los inflados 16.000 millones de euros, en base a un cálculo manipulado, y la muy mentirosa comparación con los ‘lander’ de Alemania, hasta evitar la verdad sobre los costes y riesgos de la independencia, el derecho de autodeterminación y la imposible permanencia en el euro y la UE, e incluso su no reconocimiento en la escena internacional.

De todo ello escriben en su libro Borrell y Llorach con la precisión de un relojero, o de un cirujano que hace la disección del cuerpo inerte de las mentiras calculadas, premeditadas o frívolas. Y a buen seguro que será de gran utilidad en el debate electoral en ciernes y sobre todo y de especial manera para aquellos catalanes de bien que quieran saber la verdad de lo ocurrido y de lo que puede pasar.

Decían el jueves desde la candidatura independentista catalana ‘Juntos por el sí’ y sin ruborizarse que Artur Mas es ‘un gran luchador contra la corrupción’ (sic). Pero de tanto ‘luchar’ se olvidó de la cuenta secreta de su padre en el extranjero, de los casos de los Pujol, empezando por el ex president, su ex jefe y mentor, el honorable don Jordi, contra quien no ha lanzado querella desde la Generalitat, olvidando el tres por 100 que denunció Maragall, o el embargo de la sede de Convergencia por el atraco del Palau, y tantos casos de la corrupción de CiU, donde Mas siempre tuvo una destacada posición.

Pero como en casi todo en Mas y Convergencia, prima el descaro y la desvergüenza frente a la verdad. Y, mire usted por dónde, unas horas después de semejante declaración a favor del ‘gran luchador’ contra la corrupción, se persona la Guardia Civil a registrar la sede y la fundación de Convergencia para indagar su posible relación en el cobro de unas comisiones de corrupción al parecer recibidas de una constructora de las que conseguían más contratos con la Generalitat. Teyco, propiedad del empresario y ‘convergente’ Jaume Sumarroca, que fue encarcelado el pasado 24 de junio y que salió de la cárcel tras abonar una fianza de 600.000 euros.

Y naturalmente, semejante indagación ha sido presentada por los jefes de Convergencia como otro ataque de España a Cataluña, como en ellos suele ser habitual. Otro cuento bajo el que se ocultan las verdaderas y más peligrosas cuentas de la financiación ilegal de Convergencia y Mas, que ya veremos cómo acabarán.