Los cantos de sirena y propaganda a Podemos

El Congreso de los Diputados ha aprobado el tercer rescate de Grecia en el que España colaborará con 10.000 millones de euros. El debate y la gran mayoría de votos a favor de Grecia dio pie al ministro Luís de Guindos para lanzar un ataque a los ‘partidos populistas, en alusión a Podemos y dijo que ‘los cantos de sirena acaban generando espejismos’ y dejan mucha frustración entre los ciudadanos.

Con estas palabras De Guindos se tomaba su particular revancha contra Grecia por el voto en contra de los helenos a su pretensión de presidir el Eurogrupo. Pero a la vez que subrayaba el cambio de actitud del Gobierno de Alexis Tsipras en pos de aceptar las duras condiciones de la UE que previamente habían rechazado en el referéndum.

Al fondo de todo esto subyace también la contradicción de la actitud del Gobierno de España que, en un principio, fue favorable a la salida de Grecia del euro, para finalmente sumarse a la mayoría de la UE que solicitaba la permanencia griega en la moneda única, lo que incluye un tercer rescate por valor de 86.000 millones de euros y también, y esta vez parece que va en serio, duros ajustes del gasto y la gestión pública del país heleno. Aunque falta por saber si este rescate será suficiente o si hará falta una quita o reestructuración de la deuda griega tal y como lo preconizaba el polémico ex ministro de economía Varoufakis y admite y recomienda el FMI.

En cuanto a los cantos de sirena de los populistas de los que hablaba De Guindos lo que se puede decir es que a Podemos no le vienen nada mal porque su estrategia permanente reside conseguir que se hable de ellos aunque sea mal. Ayer con esta alusión del ministro Podemos, que estaba ausente en el debate, hizo acto de presencia. Y eso mismo es lo que está ocurriendo con su ambigüedad en Cataluña a propósito de las elecciones plebiscitarias convocadas por Artur Mas donde Podemos se sitúa a caballo entre los independentistas y españolistas para arañar votos jóvenes de ambas partes.

Aunque esta vez están jugando con fuego porque está claro que en su candidatura ‘Catalunya si es pot’ domina la tendencia secesionista y eso puede provocar que Podemos pierda muchos apoyos en el resto de España de cara a las elecciones generales del otoño. Pero de momento eso no preocupa a Pablo Iglesias dado que la prioridad para Podemos es obtener un buen resultado en Cataluña con el que contradecir las encuestas nacionales que los sitúan en torno al 15% de los votos. Y luego más adelante y a la vista del resultado catalán ya descubrirán sus cartas en el seno de la mencionada coalición del ‘si es pot’ donde cabe imaginar que cada uno irá por su parte cuando se constituya el nuevo parlamento catalán.

¿Por qué el Gobierno de Rajoy, y en ese caso De Guindos, continua con el discurso del ataque a los populistas de Podemos qué tan mal les salió en el ayuntamiento de Madrid? Pues parece que para debilitar al PSOE, como le ocurrió a Antonio Miguel Carmona y poner en valor su apuesta por la estabilidad política frente al populismo de Podemos. De ahí que parece claro que el PP y Podemos tienen el mismo adversario que no es otro el PSOE que lidera Pedro Sánchez.

Pero estas carambolas políticas a dos y tres bandas pueden acabar mal como se vio en Madrid, porque debilitan el bipartidismo y además dan alas a los pactos entre partidos de la izquierda, lo que va en contra de la ‘gran coalición PP-PSOE’ que –como decíamos ayer- no es la favorita de la mayoría de los ciudadanos pero si de los poderes económicos del país.