Bárcenas señala a Rajoy y empeora las elecciones

En su recurso contra el auto del juez Pablo Ruz que lo señala como autor, en compañía de Álvaro Lapuerta, de la doble contabilidad del PP, y como responsable de financiación ilegal de las campañas electorales del partido, de pago de sobresueldos en dinero negro a dirigentes, de fraude fiscal y de pago en ‘B’ de los arreglos en la sede del PP, Luís Bárcenas ha acusado al presidente del PP Mariano Rajoy y a todos los secretarios generales de los últimos años, Cascos, Arenas, Acebes y Cospedal de ser los responsables de esta trama de corrupción.

Y parece lógico que así lo fuera porque son el presidente del partido y el secretario generales quienes tienen los poderes orgánicos y legales y los que, en definitiva, tenían todo el control sobre las finanzas del partido. Y, por mucho que lo desmientan, todo apunta a que la famosa caja ‘B’ del PP era conocida por sus primeros dirigentes. El SMS de Rajoy a Bárcenas diciendo ‘se fuerte’ constituye una evidencia que el presidente no ha sabido ni podido explicar.

Sin embargo el juez Ruz no se ha atrevido, hasta el momento, a avanzar en su investigación hacia la cúpula del partido, por mas que existan recursos que así lo solicitan -como los del PSOE-, y veremos que ocurre ahora con el recurso de Bárcenas porque hasta el momento y en todos estos procesos solo han sido citados a declarar Acebes y Cospedal.

En todo caso este proceso va para largo y no llegará a juicio antes de que concluya el largo proceso electoral del presente año, aunque noticias como estas dañan la imagen del PP y pueden empeorar las expectativas de voto en los próximos comicios municipales y autonómicos del 24 de mayo, en los que el PP aparece muy tocado después de su fracaso en Andalucía. Lo que les anuncia la pérdida de varias e importantes alcaldías en toda España y de destacadas Comunidades Autónomas como Madrid y Valencia.

Rajoy lo sabe desde hace ya varios meses y por ello intentó aprobar una ley para que gobiernen los partidos que obtengan la lista mas votada, lo que no consiguió ni será posible porque finalmente se impondrán los pactos. Como el que Podemos parece a punto de llevar a cabo con el PSOE en Andalucía para garantizar a Susana Díaz su investidura como presidenta.

Y todo ello a pesar de la mejora del empleo y la economía como lo anunció ayer el ministro De Guindos para el mes de marzo y lo que queda de 2015. Una mejora que no llegará a tiempo a los ciudadanos y que por lo tanto no tendrá mucha influencia en los resultados electorales del PP. Mas bien al contrario la crisis económica pesará en contra del Gobierno de Rajoy -hay mas paro que cuando llegó, mas impuestos, mas deuda y mas corrupción-, como en contra de los ‘populares’ va a figurar el caso de los ‘papeles de Bárcenas’.

De ahí que los nervios empiezan a apoderarse de los dirigentes regionales y locales del PP en toda España, y algunos de ellos empiezan a solicitar una nueva política de comunicación, mientras otros consideran que no es bueno que Rajoy y su gobierno participen en muchos de los mítines municipales, visto lo ocurrido en Andalucía con la presencia reiterada de Rajoy y de los miembros de su gobierno.

El fracaso andaluz del PP está demasiado cerca de las elecciones del día 24 de mayo y eso no le va a permitir reaccionar al PP, como tampoco podrán hacerlo UPyD e IU, partidos estos últimos sumidos en crisis de liderazgo y de identidad muy difíciles de solucionar. Queda poco tiempo, menos de dos meses, y todo apunta a que a finales de mayo el mapa político español va a cambiar. Habitualmente las elecciones municipales han sido el preámbulo de lo que ocurrirá después en los comicios generales, pero esta vez con la novedad de la entrada en liza de nuevos partidos, Podemos y Ciudadanos, que ya han hecho acto de presencia en Andalucía y que esperan lograr en Madrid su confirmación como fuerzas políticas de largo alcance nacional.