Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Valenciano, Arias Cañete y la crisis del Gobierno

El PSOE ha confirmado que Elena Valenciano será la candidata socialista que encabezará su lista al Parlamento Europeo en los comicios del próximo 25 de mayo. El PP, por su parte, anunciará el suyo en los próximos días o semanas y todo apunta a que su jefe de fila electoral será el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, lo que obligaría a Mariano Rajoy a una crisis de Gobierno de menor o mayor calado, como consecuencia de este relevo en el departamento de Agricultura y ante el creciente deterioro electoral del Partido Popular que revelan las encuestas. Como la última del CIS donde se afirmaba que el PP ha perdido el 28 % de votantes en el curso de los dos años que lleva al frente del Gobierno.

El nombramiento de Elena Valenciano, la número dos del PSOE, como primera candidata europea supone por otra parte que el hoy secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba podría estar preparando su retirada del primer plano de la política ante la celebración a finales de año de las primarias socialistas para elegir el candidato del partido en las elecciones generales de 2015. Una derrota del PSOE en las Europeas a manos del PP y en plena crisis del paro y la corrupción podría incluso acelerar el relevo al frente de este partido, aunque Rubalcaba -que pretende seguir como secretario general hasta 2016- se resiste a dar un paso atrás e incluso podría intentar ser candidato a la primarias si lograra batir al PP en estos comicios de mayo.

Está claro que los comicios Europeos van a tener para España una especial trascendencia por todo lo que hay en juego, y a no perder de vista la escenificación del fin del bipartidismo por la irrupción con fuerza en estas elecciones de las hoy minorías de IU y UPyD que esperan obtener un muy buen resultado, gracias al creciente deterioro de PP y PSOE y a la oportunidad que ofrecen unas elecciones de circunscripción única como son la europeas. Algo que también querrán aprovechar otros partidos nuevos en esta cita como Ciudadanos, o la nueva formación conservadora Vox.

La salida de Valenciano de la dirección del PSOE obligará a un ajuste de la dirección del partido socialista, aunque todavía será más importante el ajuste del Gobierno que deberá hacer Rajoy si se confirma la candidatura de Arias Cañete al PE. Las cuestión a dilucidar en ese caso será la de ver si Rajoy hace un simple relevo del ministro de Agricultura -el castellano Juan Vicente Herrera, aspira al cargo-, o si por el contrario el Presidente aprovecha esta ocasión para hacer una reforma en profundidad del Gabinete e incluso de la propia estructura del Gobierno, creando en ese caso una nueva vicepresidencia económica.

En la lista de los posibles ministros salientes figuran los que han sufrido un mayor desgaste político por su responsabilidades o por sus errores y maneras, y ahí incluido en primer lugar el titular de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, máxime si Rajoy decidiera tocar el actual proyecto de ley del aborto para acercarse al centro de la política. Otros ministros como Wert, Mato, Soria, también han sufrido serios desgastes y contratiempos, y otro tanto le ocurre a Montoro aunque este último ahora está elaborando la reforma de la fiscalidad, como se dice que la titular de Empleo, Báñez, está preparando una nueva reforma laboral. Incluso García-Margallo, el titular de Exteriores podría verse afectado por la crisis del Gobierno, en el caso de que Rajoy pretendiera presentarse ante los electores y los ciudadanos con un Ejecutivo renovado para abordar el año y medio electoral que se abrirá en los comicios europeos y se prolongará a lo largo de todo el año 2015.

Unas elecciones al Parlamento Europeo que serán muy especiales porque la Cámara que saldrá de las urnas deberá elegir al próximo Presidente de la Comisión Europea. Y porque los partidos más anti europeos y radicales de toda Europa reforzarán su presencia en este parlamento que será crucial en los próximos años de cara a la pretendida por la UE confirmación de salida de la crisis.

Sobre el autor de esta publicación