El ‘zombi’ Zapatero, Susana y Rubalcaba

La batalla entre el felipismo y el zapaterismo en el seno del PSOE no cesa. En contra de lo dicho por Zapatero en Sevilla, Rubalcaba no habló de primarias ni de renovación generacional del PSOE, y se limitó a lanzar un ataque frontal contra Rajoy al que acusó de tener una financiación oculta y un programa electoral oculto. Las dos líneas de ataque de la futura campaña electoral europea del PSOE en 2014 que irán acompañadas -como ha escrito Ignacio Camacho en ABC– de una moción de censura en contra de Rajoy a propósito del caso Bárcenas, donde el juez Ruz ya ha detectado indicios de ‘financiación ilegal’.

Rubalcaba no se da por vencido, piensa reforzar su papel como el líder del PSOE y de la oposición en 2014, y si derrota al PP en los comicios europeos del mes de junio será un fuerte candidato a las primarias de su partido que se celebrarán en el otoño de ese año. Sin embargo, su principal adversario el ‘zombi Zapatero, va a por él y, tras quemar a Griñán y Chacón, ha convertido a Susana Díaz en el ariete con el que piensa derribar la puerta del castillo felipista donde Rubalcaba pretende eternizarse en el poder, ahora que se cree el dueño del PSOE y piensa que ha liquidado a ZP, un ‘zombi’ que vuelve a las andadas una y otra vez.

A Susana Díaz la han subido ‘al cielo’ de la política los costaleros zapateristas con un discurso populista de apariencia ‘renovadora’, falsa autocrítica y simulada denuncia de la corrupción que no es compatible con el empeño de la tal Susana de ensalzar a esa gran catástrofe política para España (y para el PSOE) que ha sido y es Zapatero. Al tiempo Díaz se abraza a su padrino Griñán que es el responsable político de la corrupción de los ERE de Andalucía, la más repugnante de todas las corrupciones políticas actuales. No se puede hacer autocrítica sin señalar por su nombre a los culpables de los graves errores de la crisis económica, el desafío a la unidad de España y de la corrupción de los ERE, etcétera.

Sin embargo, mientras Rubalcaba se bate el cobre en el nombre de la vieja guardia de Felipe González -y convencido de que es el ‘estadista’ que España necesita en este momento- causa asombro por su descaro ese ‘zombi’ llamado Zapatero que ha regresado a primeros planos de la política con un libro de memorias -que ha desmentido Solbes-, con una entrevista alucinante en el diario El País -donde demuestra que es el político más incapaz y dañino de la Historia de España-, y con la ayuda de La Sexta TV -que cuyo nacimiento ZP patrocinó desde Moncloa- y del diario El Mundo que lo protege como venganza contra el felipismo de Rubalcaba y el autismo de Rajoy al que el director del diario pretende derribar con la ayuda inestimable de Bárcenas.

El congreso ‘a la búlgara’ del PSOE andaluz aclamó a Zapatero al grito de ‘presidente, presidente’, lo que es tanto como aplaudir los seis millones de parados, el desafío catalán a la unidad de España, el indulto al primer banquero del país, el escudo USA antimisiles de Rota, la reforma constitucional/liberal para impedir y controlar el déficit, y los grandes negocios de los empresarios amigos de ZP que, como dijo Solchaga presentando el libro de Solbes, entraban en la Moncloa por la puerta trasera de Miguel Sebastián. Este es y ha sido el verdadero ‘talante progresista’ de Zapatero, aunque él solo habla de sus reformas sobre el aborto y el matrimonio gay, mientras se presenta, sin tapujos, como monárquico y catolicón.

El ‘zombi’ ZP ha vuelto y quiere, desde su ‘tontismo’ proverbial, liquidar a Rubalcaba y controlar el PSOE con la Susana o con la Chacón, presentándose en la verbena política española como el paladín de la ‘igualdad’, o el moderno don Hilarión. Pero Alfredo no da su brazo a torcer, piensa que tiene a Rajoy entre las cuerdas y gana tiempo con unos y con otros en pos de su segunda oportunidad convencido de que esta vez será, frente a las candidatas de ‘diseño’ Susana o Chacón, el único que puede vencer al PP.