Pedro J. se pasa a la extrema derecha

No sabemos si en el seno de Unidad Editorial, propiedad de los italianos del Grupo RCS y empresa editora del diario El Mundo, están ocurriendo cosas que hayan puesto en cuestión la presencia de Pedro J. Ramírez al frente de la dirección del rotativo -por los malos resultados económicos o por enfrentamiento abierto con el Gobierno de Rajoy-, o si cerca de la cúpula del diario se está fraguando algún tipo de conspiración del núcleo ultraconservador del PP -donde figuran Aznar, Aguirre, Mayor Oreja, Zaplana, etc.- para desalojar del Gobierno y del PP a Mariano Rajoy, a quien se acusa de inmovilismo, incapacidad y de extrema debilidad ante: la crisis social y económica del país; el desafío independentista de Cataluña; la lucha contra el terrorismo de ETA y su entorno; y el creciente deterioro electoral del PP al que los sondeos electorales le auguran pésimos resultados en las próximas citas con las urnas que empezarán con las elecciones europeas de junio de 2014.

Algo debe de estar pasando en El Mundo y en el PP para que el director de este periódico, Pedro J. Ramírez, se haya lanzado el pasado domingo en tromba contra Rajoy pidiéndole que se vaya y convoque unas elecciones anticipadas, después de acusarle de ser cómplice, por acción u omisión, de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo que anuló la doctrina Parot y ha facilitado la salida de la cárcel de numerosos presos de ETA y otros altos delincuentes.

A la vez Pedro J. acusa a Rajoy de desidia o pasividad ante los casos de Bolinaga, Sortu y Faisán, como dejando entender que podría existir algún tipo de negociación o contactos secretos con ETA para lograr el fin de la banda y la entrega de las armas. De igual manera el director de El Mundo insiste en el inmovilismo y de Rajoy a la hora de afrontar el desafío independentista catalán y la crisis económica del país, calificando a todo el Gobierno del PP de ‘mediocres’ y exigiendo la marcha inmediata de Rajoy -al que compara con Zapatero, a quien siempre ha protegido Pedro J.- y la convocatoria inmediata de elecciones generales anticipadas.

Una diatriba furibunda del director de El Mundo que no es nueva en sus escritos -no hace mucho y a propósito del caso Bárcenas comparó a Rajoy con Don Vito Corleone-, porque conocida es la mutua animadversión entre el periodista y el presidente, incluso desde que Rajoy estaba en la oposición y Pedro J. pretendió, tras la derrota electoral del PP de 2008, que Esperanza Aguirre o Juan Costa lo sustituyeran al frente del PP.

Sin embargo, la novedad en este artículo (titulado con mofa ‘Oa, oa, oa, Mariano a la Moncloa’) y dando por buenas y por certeras muchas de las críticas de Pedro J. a Rajoy en el desafío catalán, la crisis económica y la ausencia de liderazgo del PP, como se ha visto de manera flagrante en el caso de Luís Bárcenas -donde El Mundo juega descarado a favor del ex tesorero del PP para ver si ‘caza’ judicialmente a Rajoy-, la novedad de este artículo estriba que en Pedro J. se ha situado en contra de la ley, la legalidad y el derecho internacional.

Y lo ha hecho el director de El Mundo con argumentos y palabras que son propias de la extrema derecha española y ajenas al ámbito liberal y democrático de los que presume Pedro J. Argumentos falaces contra el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo -¿dónde está su admirada Revolución Francesa?- muy parecidos a los que utilizaban los encubridores de los crímenes GAL -el fin justifica los medios, Estado de necesidad, la cuestión de Estado, eximente de la ‘estigmatización’ de F. González, etc-, lo que lo sitúa al director de El Mundo -que para colmo se apoya en los diario La Razón y ABC que tanto lo han denostado- en la vanguardia de la extrema derecha y como ‘enemigo interno’ del presidente del Gobierno y del PP. Con el agravante todo ello de que el director de El Mundo ha utilizado el dolor de las víctimas y la convocatoria de la manifestación de la AVT contra la sentencia de Estrasburgo para lanzarse a tumba abierta en contra de Rajoy, facilitando en dicha convocatoria incidentes y expresiones contra dirigentes del PP, a los que llamaron ‘traidores’, o contra el propio Rajoy.

¿Qué está pasando en el El Mundo, además de los dolorosos ERE, en su línea informativa, ideológica y editorial? No se sabe, pero no podemos imaginar que semejante diatriba se haya debido a un ‘calentón’ ocasional del director del periódico quien no suele dar puntada sin hilo, y que siempre pretendió ser el oráculo y mentor del Partido Popular. A lo mejor todo esto es una venganza porque considera que el Gobierno de Rajoy está facilitando la venta de la participación que el Grupo Prisa tiene en Sogecable -se dice que está al caer-, o porque ya se está fraguando, como decíamos antes, una conspiración en el PP por parte de sus líderes conservadores que consideran que España y el PP se les están escapando de las manos a Rajoy. O puede que por todo ello en su conjunto y a la vez. Como diría Rajoy el tiempo dirá la solución a este enigma y transformación de Pedro J. en aparente jefe de la ultra derecha mediática, siempre tan cercana al núcleo ‘duro’ del PP.